Hay 5 maneras de prevenir el bullying en las escuelas

El bullying puede ser psicológico.
FOTO: Cambio

Jocelyn Chipana / Cambio
Especialistas advierten que la prevención del bullying en las unidades educativas es una tarea tanto de los padres como de los maestros, y hacen conocer cinco consejos para evitar malos momentos e incluso el suicidio de la víctima.

De acuerdo con la socióloga Carola Zapata, la mayoría de los padres de familia cree que el bullying está lejano al entorno estudiantil o cree que sus hijos están preparados para enfrentar ese problema solos, no obstante advierte que la situación es más frecuente de lo que se piensa. 
Zapata asegura que lo primero que debe hacer el padre es fortalecer su conocimiento del tema. “Pocos saben que hay dos maneras de ejercer el bullying: la manera directa a través de peleas, agresiones físicas e incluso palizas, y la indirecta que consiste en fomentar un aislamiento social del agredido, mediante la propagación de difamaciones, amenazas o críticas que aluden a rasgos o limitaciones físicas, además del chantaje”, explicó.
Técnicas de prevención
La socióloga afirma que es necesaria la cooperación de padres, profesores y alumnos para crear un ambiente seguro y enriquecedor en el que todo el mundo se sienta bien mientras aprende. 
“El primer consejo va dirigido a los padres, ellos deben enseñar a sus hijos a controlar sus emociones e impulsos, pero de nada sirve si los padres son los que actúan de manera violenta en la casa”, aseguró Zapata. 
Lina López, maestra de primaria, asegura que los límites que ponga el padre se traducen en el buen comportamiento de sus hijos. “Si el niño carece de control piensa que en la escuela todo el mundo debe obedecer a sus caprichos, incluso de parte de los maestros”, aseveró. 
En segunda instancia, la profesora opina que es importante que los padres fortalezcan en sus hijos la tolerancia. 
“Los niños tienen que saber que no pueden juzgar a sus compañeros por su apariencia, tienen que saber que no están solos en la clase y que todos son iguales en la escuela”, según la docente. 
En tercer lugar, acciones contra la violencia deben traducirse en una constante campaña durante todo el año escolar. “No se debe fomentar el uso de la violencia para resolver los problemas, es importante que ni el padre de familia ni los maestros permitan que la primera vez pase sin consecuencias”.
En cuarto lugar, la socióloga refiere que la comunicación es precisamente una buena herramienta de prevención. “Los padres tienen que darse el tiempo para conversar con los hijos apenas lleguen a la casa, saber cómo les fue, cómo se sienten. qué les molesta, tenemos que preguntar todo el tiempo”, dijo  Zapata. 
El quinto consejo tal vez sea el más importante: se debe mejorar la prevención. “Tanto los maestros como los padres deben observar si el estudiante tiene algún rastro de violencia en su cuerpo, si cambia de actitud, si solo quiere estar solitario, si ya no sonríe o si está triste, hay que preguntarle en privado qué le pasó y hacerle sentir confianza para que pueda contar lo que le pasa”, añadió la socióloga.