La bebida y el cigarro afectan al niño lactante

La madre debe cuidar su alimentación.

Jocelyn G. Chipana López/ Cambio
El tabaco y la bebida  afectan seriamente a los niños que lactan, advirtió Elizabeth Cañipa, responsable de Lactancia Materna del Ministerio de Salud.

Ante la proximidad del carnaval, los acontecimientos sociales son más frecuentes incluso para las madres que dan de lactar a sus bebés.
Muchas madres evitan acudir a ese tipo de actividades, sin embargo, otras no están informadas del riesgo que representa consumir bebidas alcohólicas o tabaco, incluso hay gente que dice que la cerveza (sobre todo la negra) aumenta la producción de la leche, lo cual no se ha podido demostrar científicamente.
“El alcohol pasa a la leche. Si la  mamá consume alcohol, el niño también lo hace, desde ningún punto de vista se aconseja el consumo, ni en la lactancia, ni cuando la mujer está embarazada”, dijo Cañipa. 
RIESGOS 
El consumo de bebidas espirituosas puede causar daños en el bebé, como sedación, irritabilidad y retraso psicomotor. En casos extremos puede provocar coma, convulsiones y riesgo de muerte. 
Al igual que las bebidas alcohólicas, el cigarrillo es sumamente dañino. 
“La nicotina  pasa a través de la leche, los niños pueden marearse igual, y lo más grave es que afecta al cerebro, es decir que se estarían matando neuronas, lo que a la larga trae consecuencias con dificultades de aprendizaje”, según la funcionaria. 
En ese marco, la leche de una madre que bebió debe ser extraída y desechada.