Empresa estatal de azúcar se hace realidad en La Paz

Cambio
Planta de la estatal azucarera instalada en el norte paceño.

Fernando Carrafa

La Empresa Azucarera San Buenaventura (Easba), instalada en el norte de La Paz, puso a la venta los primeros quintales de azúcar de 46 kilos a través de supermercados de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) en La Paz.

Después de 60 años de promesas de anteriores gobiernos, Easba llegó a producir 109.000 quintales de azúcar en la primera zafra comercial, de los cuales ya se vendieron más de la mitad.

En septiembre de 2010, mediante Decreto Supremo N° 637, se crea Easba como Empresa Pública Nacional Estratégica, que tiene como objetivo la producción de caña de azúcar, así como la comercialización del endulzante y sus derivados, con la finalidad de incentivar la industria nacional con valor agregado en procura de la soberanía y seguridad alimentaria.

En octubre de 2015, Easba presentó oficialmente el primer quintal de azúcar al presidente Evo Morales, luego de una inspección al proyecto de industrialización.

“Cada quintal de 46 kilos de azúcar estamos vendiendo en 200 bolivianos, y el próximo año vamos a sacar bolsas de uno y cinco kilos para facilitar la comercialización”, informó el gerente general de Easba, Ramiro Lizondo.

El ejecutivo de la estatal azucarera manifestó que la primera producción de la zafra comercial de caña se destinará principalmente al mercado de la ciudad de La Paz y El Alto para cubrir la demanda de este sector; y con el incremento de los cultivos se cubrirán de forma gradual otras regiones del país.

Antecedentes  y beneficios
La iniciativa para desarrollar el norte paceño data de la década del 70. La Corporación Regional de Desarrollo de La Paz (Cordepaz) impulsó la creación de un polo de desarrollo regional en torno a una industria azucarera ubicada en el municipio de San Buenaventura, sin embargo, dicho proyecto fue postergado.

En septiembre de 2010, mediante Decreto Supremo N° 637, se crea Easba.

El 5 de marzo de 2012 se firma el contrato “llave en mano” con la empresa China CAMC Unión luego de una licitación internacional. 

El 6 de septiembre de 2012 la empresa China inició  la construcción del complejo con una inversión total de $us 174 millones con un crédito del Banco Central de Bolivia. El complejo generará más de 5.000 empleos y permitirá el desarrollo en el norte paceño.