Renta petrolera generó $us 33.300 millones

YPFB
La Planta Separadora de Líquidos Gran Chaco, en Tarija.

Franz Acarapi

El país se benefició con más de $us 33.300 millones de renta petrolera en beneficio de diversos sectores luego de la nacionalización del 1 de mayo de 2006 y la recuperación del control de la cadena de hidrocarburos para el Estado.

“Antes de la nacionalización de 2006, entre 1985 y 2005, la renta petrolera fue de algo más de $us 4.500 millones; después de la nacionalización, entre 2006 y 2016, los ingresos por este concepto llegaron a más de 33.300 millones”, destacó el ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez.

De acuerdo con la autoridad, en los últimos 11 años, el gobierno del presidente Evo Morales trabajó en varios pilares, como la soberanía energética y la recuperación de los recursos naturales, y con la decisión de la nacionalización, hoy Bolivia no tendría la renta petrolera de $us 33.300 millones, sino apenas $us 4.500 millones, lo que “repercute fuertemente en las regiones, que no hubieran tenido el dinero que tienen ahora”. 

Sánchez remarcó los ingresos económicos que percibieron los departamentos, como el caso de Santa Cruz, con $us 925 millones en 11 años, y Tarija con $us 3.407 millones, como los principales productores de hidrocarburos. Asimismo, por concepto del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), Santa Cruz se benefició con $us 1.363 millones y Tarija con $us 1.192 millones, sin mencionar a las demás regiones, como municipios y universidades del sector estatal.

Reservas de gas natural
De acuerdo con el Gobierno, hasta 2009 Bolivia certificó 9,94 trillones de pies cúbicos (TCF), 10,45 TCF en 2013 y en la actualidad se estima que se cuenta con 11 TCF que serán certificadas en la presente gestión.

$us 12.600 millones de inversión en exploración, explotación y otros

En el período 2006-2016, la inversión en el sector de hidrocarburos alcanzó a $us 12.600 millones, monto que fue ejecutado por YPFB Corporación y las empresas operadoras en distintas actividades, fundamentalmente para garantizar la producción y subir las reservas de gas natural y petróleo.

De acuerdo con los datos de YPFB, los montos de inversión subieron considerablemente de $us 273 millones en 2006 hasta un aproximado anual en los tres últimos años de $us 1.850 millones, mientras que en el período de la privatización (2001-2005) solo se ejecutaron $us 1.855 millones.

Para el período 2016-2025, en el marco de la Agenda Patriótica 2025, el Gobierno proyectó una inversión de $us 31.000 millones solo en el sector de hidrocarburos. De este monto, más del 60%, alrededor de $us 19.000 millones, serán para la ejecución de programas de exploración y explotación de gas y petróleo.

GLP Y Planta de urea EN industrialización  

Con la puesta en operación de las plantas separadoras de líquidos de Río Grande (Santa Cruz) y Gran Chaco (Tarija), Bolivia pasó de ser importador a exportador de gas licuado de petróleo (GLP) a países como Paraguay y Perú, además de que para el primer semestre de este año se prevé el ingreso del primer importante proyecto de industrialización del gas: la planta de urea y amoniaco, que se construye en Bulo Bulo, Cochabamba.

Con la producción de urea (fertilizante agrícola), el país estima exportar aproximadamente 529.000 toneladas hasta fin de año, lo que permitirá generar un ingreso de $us 121,7 millones al Estado boliviano, según el Gobierno.