Economía Boliviana lideró crecimiento por cuatro años

Infografía: Javier Pereyra

Franz Acarapi

En los últimos 11 años, la economía boliviana se consolidó como la de mejor desempeño, tomando en cuenta que registró el mayor crecimiento por cuatro períodos, tres de forma consecutiva, pese al contexto de crisis internacional.

En 2009, año en que se registró la peor crisis internacional, Bolivia logró su primera medalla de oro de crecimiento económico en relación con Sudamérica con 3,4%, en 2014 logró la segunda medalla de oro con 5,5%, en 2015 con 4,8% y para 2016, según las previsiones del Ministerio de Economía, encabezará el desarrollo en la región con 4,2%.

“Así crezcamos solo al 4,2%, vamos a superar al caso paraguayo, al caso peruano, y Bolivia por tercer año consecutivo ratificará el liderazgo en el crecimiento económico de la región (...) Hemos garantizado un crecimiento económico con estabilidad de precios en el mercado interno”, destacó el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, en un balance de gestión que realizó el 27 de diciembre de 2016.

De acuerdo con la cartera de Economía, desde 2006 el modelo económico boliviano permitió al país tener un crecimiento sostenido e imparable pese al contexto adverso de la crisis internacional y de los efectos climáticos registrados el pasado año.

En ese marco, Arce Catacora también destacó que las políticas económicas permitieron mantener controlada la inflación, además del sostenido incremento al salario, que mantuvo el poder adquisitivo de los trabajadores.

Solo en 2016, entre los sectores que más aportaron al Producto Interno Bruto (PIB) destacan en primer lugar la industria de alimentos, bebidas y tabaco con 2,8%, seguido por la refinación de petróleo con 1,3%, minerales no metálicos con 0,9% y otros sectores con 0,4%, de acuerdo con los datos reportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) hasta octubre de ese año.

$us 13.294 millones para enfrentar eventual crisis externa

El Estado boliviano cuenta con un colchón financiero que alcanza a $us 13.294 millones, como una herramienta para enfrentar una eventual crisis económica internacional, de acuerdo con el Gobierno.

De acuerdo con el Ministerio de Economía, este respaldo económico está conformado por las reservas internacionales netas, el Fondo de Requerimiento de Activos Líquidos y el Fondo para la Revolución Industrial Productiva (Finpro), dos fondos creados por la Ley de Servicios Financieros (Protección al Ahorrista y al Asegurado), además de recursos privados, como los fondos de pensiones y los ahorros de las familias bolivianas en el sistema financiero nacional. 

En este marco, el ministro de Economía, Luis Arce Catacora, dijo en su balance de gestión de diciembre que las reservas internacionales, que son administradas por el Banco Central de Bolivia, se constituyen en la primera fortaleza para mantener estable la economía boliviana. Estos recursos llegan a $us 10.081 millones.