Agujero negro desafía las leyes de la física

Foto: Cambio
Representación de un agujero negro.

 

Fuente: Sputnick

El observatorio orbital Hubble captó imágenes de un agujero negro inusualmente ligero en el centro de una pequeña galaxia situada en la constelación de Virgo.

El brillo increíblemente intenso de este agujero contradice las ideas que se tenían acerca del comportamiento y estructura de este tipo de objetos, informó la página web del telescopio espacial.

Las observaciones recientes de la galaxia RX J1140.1 + 0307 revelaron un dato increíble: el brillo del agujero negro en esta galaxia es varias veces mayor al que teóricamente estos fenómenos pueden tener.

Esta anomalía resulta imposible de explicar teniendo en cuenta las ideas actuales sobre la estructura de los agujeros negros y su papel en la vida de las galaxias.

Se cree que en el centro de la mayoría de grandes galaxias hay al menos un agujero negro supermasivo. Las causas de la formación de estos objetos no están claras. Las observaciones de la curvatura del espacio alrededor de ellos sugieren que la masa habitual de un agujero negro supermasivo va de millones a varios miles de millones de masas solares.

Los astrónomos llevan varias décadas estudiando estos objetos, observándolos en los espectros de la onda de radio y de rayos X. Las observaciones de los agujeros negros se complican por el hecho de que, a menudo, se ocultan de nuestra vista por medio de un grueso ‘abrigo’ de polvo y gas, que rodea el núcleo de la galaxia.

Algunas de ellas, como la galaxia espiral RX J1140.1 + 0307, en la constelación de Virgo, ubicada a una  distancia de millones de años luz de nosotros, se ve “de lado” desde Tierra, lo que permite ver la parte central de la galaxia —que en la Vía Láctea está oculta bajo una capa de polvo— y estudiar los procesos que se producen dentro de él.