Bolivia negocia con Brasil nuevo precio para el gas

La reunión entre autoridades bolivianas y brasileñas.
Min. Hidrocarburos.

Las autoridades bolivianas de las áreas de hidrocarburos y energía iniciaron ayer con sus pares del Brasil las negociaciones para tratar los nuevos volúmenes y precios del gas al que comprará la vecina nación después del 2019. Además se tratará la compra y venta de electricidad.
El presidente en Ejercicio Álvaro García Linera afirmó que si bien el contrato de compra y venta de gas a Brasil concluye en 2019 por acuerdo se debe seguir abasteciendo del energético a la vecina nación brasileña por tres años más, es decir, hasta el 2021.
“Hay que renegociar (con Brasil) los nuevos volúmenes y los nuevos precios (del gas boliviano) siempre en función del beneficio de Bolivia pero paralelamente al contrato de gas está el contrato de venta de energía eléctrica que también interesa mucho a los bolivianos”, señaló.
ampliación de mercado
El contrato Gas Supply Agreement (GSA) entre Bolivia y Brasil fue firmado el 16 de agosto de 1996 en la ciudad de Rio de Janeiro y concluye en 2019. El pacto establece un volumen mínimo de compra de 24 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) y un máximo de entrega de 30,08 MMmcd. Si se incorpora el gas combustible de 1,5 MMmcd, el país debe enviar a esa nación 31,5 MMmcd.
Una comisión presidida por el ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, el secretario de Planeamiento Energético del Ministerio de Energía y Minas de Brasil, Antino Ventura, y la directora del Departamento de Gas Natural de Brasil, Symone de Santana Araujo, iniciaron ayer en Santa Cruz las reuniones de negociaciones en mesas de trabajo. El encuentro de ambas comisiones se realiza ante la reunión que sostendrán los presidentes: Evo Morales y su homóloga brasileña Dilma Roussef, que se realizará el 2 de febrero y por ello se busca llegar a conclusiones hasta hoy.
Luis Sánchez explicó en conferencia de prensa que al margen del tema de la exportación de gas natural, se tratará la propuesta de ser socios en la petroquímica Tres Lagunas, en la cual se tiene “interés” en participar y la ampliación del mercado para la comercialización del Gas Licuado de Petróleo (GLP) y Gas Natural Licuado (GNL) en estados o a empresas brasileñas.