Paros en la CNS postergan unas 102.000 prestaciones

Trabajadores de la CNS se apoderaron de las calles, perjudicando el libre tránsito.
Foto: Gonzalo Jallasi

 

(Jocelyn G. Chipana López / Cambio).- El gerente general de la Caja Nacional de Salud (CNS), Alfredo Jordán, informó ayer que en seis días de paro se postergaron 102.000 atenciones. Mientras que la ministra de Salud, Ariana Campero, anunció  la posibilidad de iniciar procesos penales contra los promotores de la medida.

Hoy se cumple el tercer día de paro de los administrativos y médicos de la CNS, quienes demandan la designación de un nuevo gerente. Al respecto, Jordán aseguró que las medidas solo perjudican a los asegurados. 

“En estos seis días de paro se  suspendieron más de 1.370 cirugías y más de 102.000 consultas en el país”, lamentó Jordán, al reiterar que no renunciará al cargo. 

La ministra  Campero, en declaraciones efectuadas en el Palacio de Gobierno, dijo que se solicitó que este paro de 72 horas sea declarado ilegal, por lo que se aplicarán los descuentos correspondientes y se evalúa “la posibilidad de actuar de manera legal  por atentar en contra de la salud pública”.

“La gerencia de la Caja está en la obligación de hacer cumplir la declaración ilegal del paro  y emitir los descuentos consecuentes”, afirmó.

QUERELLA PENAL
El secretario ejecutivo de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de Santa Cruz, Omar Ribera, presentó  ayer una querella penal contra los médicos de la CNS.

“Hemos formalizado la denuncia por el delito de atentado a la salud pública y consideramos que los autores intelectuales y materiales tienen que ser procesados, por lo que pedimos a la población que se una a nosotros porque los médicos responsables tienen que ser procesados y encarcelados”, manifestó.

El rechazo al paro es unánime por los perjuicios a la salud de miles de asegurados.

Más sectores rechazan el paro por atentar contra la salud

El defensor del Pueblo, David Tezanos Pinto, aseguró ayer que este paro vulnera el derecho de los bolivianos a la salud.

“Consideramos que (esta medida) es injustificada y afecta el derecho del acceso a la salud”, explicó en conferencia de prensa.
Al respecto, el secretario ejecutivo de la Central Obrera Departamental (COD) de Beni, Limbert Siviora, manifestó que esta medida responde a tintes políticos.

“En el departamento de Beni estamos apoyando la designación de Jordán; el reclamo que están haciendo no es social, sino político”, lamentó el dirigente.

Asimismo, cientos de pacientes encuentran los consultorios con las puertas cerradas. “No es comprensible porque pagamos para el servicio y no podemos acceder al mismo por caprichos de dirigentes”, aseveró Juan Quispe, asegurado de la Caja.