Procesan al presidente del Senado de Brasil

Foto: Cambio
El presidente del Senado brasileño, Renán Calheiros.

Fuente: AFP

El presidente del Senado brasileño, Renán Calheiros, engrosó la lista de políticos procesados por supuesta corrupción, después de que el Supremo aceptó la denuncia de que recibió coimas de una empresa para pagar la pensión de una hija.

Las acusaciones sostienen que Calheiros se valió de su influencia para favorecer a la constructora Mendes Júnior, que a cambio pagaba la pensión de una hija que tiene fuera del matrimonio, un asunto ya denunciado en 2007 y que en su momento le obligó a renunciar a la presidencia del Senado, la cual volvió a ocupar a partir de 2013.

Calheiros es un hombre de la mayor confianza del mandatario Michel Temer y un antiguo y poderoso dirigente del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), hoy en el Gobierno y que indirectamente acaba salpicado por el dictamen de la corte.

Después de conocer la decisión, Calheiros difundió una nota oficial en la que se dijo tranquilo y “confiado en la justicia”, ante la cual sostuvo que probará que las denuncias en su contra se apoyan en una mera “suposición”.

Además de este caso, Calheiros es investigado por el Supremo en otra decena de acciones penales, en su mayoría referidas a la trama de corrupción en la estatal Petrobras, que implica a decenas de políticos de todo el arco ideológico y partidario.

La corte decidió procesar a Calheiros en momentos en que Brasil asiste a un creciente conflicto entre los poderes Legislativo y Judicial, desatado por iniciativas parlamentarias que, según los magistrados, podrían inhibir la acción de los tribunales.

El origen de las divergencias está en un proyecto de ley aprobado en la Cámara de Diputados, que establece unas nuevas medidas contra la corrupción, trata sobre abusos en que incurran los funcionarios y dedica un capítulo particular al Poder Judicial.