Supergalaxias surgen de océanos cósmicos de gas frío

Foto: Cambio
Una Súpergalaxia

 

Fuente: EFE

 

El hallazgo fue posible porque los investigadores realizaron observaciones astronómicas, descubrieron que las galaxias más pequeñas nadan inmersas en una reserva gigante de gas.

Un equipo internacional de científicos descubrió que las supergalaxias, las mayores galaxias del Universo, surgieron de océanos cósmicos de gas frío en el llamado Universo primitivo, cuando aún era joven.

“Pensábamos que, en las etapas iniciales del Universo, estas galaxias enormes se formaron a partir de otras pequeñas que se fundieron unas con otras bajo la acción de su propia gravedad, tal y como ocurre en el Universo próximo”, pero “hemos visto que todo es mucho más complicado”, dijo el autor principal del trabajo del español Centro de Astrobiología (CAB), Bjorn Emonts.

La intención de los investigadores era entender cómo se forman las supergalaxias realizando observaciones astronómicas que pusieran a prueba las predicciones de las simulaciones teóricas, explicó la investigadora del CAB y coautora del estudio, Montserrat Villar-Martín.

Con la ayuda de los radiotelescopios ATCA (Australia) y VLA (Estados Unidos), los astrónomos estudiaron un cúmulo (agrupación de galaxias) situado a 10.000 millones de años luz de la Tierra.

En el centro del cúmulo está MRC 1138-262 o Spiderweb (telaraña), una supergalaxia que está formándose inmersa en una enorme nube de gas frío.

“Esta supergalaxia es un objeto muy lejano. La luz que emitió y que nosotros estudiamos ha tardado miles de millones de años en llegar hasta nuestros telescopios. Por tanto, vemos la galaxia tal y cómo era mientras se formaba, cuando el Universo era aún joven”, agregó la investigadora Villar-Martín.

Y es que, en astronomía, cuanto más distantes están los objetos observados más jóvenes son. “Es lo más parecido a viajar hacia atrás en el tiempo, y la ‘telaraña’ es un cúmulo que vemos en la época en que se estaba formando”, puntualizó.

 

Astrónomos hallan una ‘supertierra’

Un grupo de astrónomos ha encontrado un planeta extrasolar que orbita alrededor de una estrella enana roja y tiene una masa cinco veces más grande que la de la Tierra.

El exoplaneta —cuerpo celeste que orbita alrededor de una estrella diferente al sol—, bautizado GJ 536 b posee una masa equivalente a 5,4 Tierras y está ubicado a aproximadamente unos 32,7 años luz de nuestro planeta, informó Phys.

Pese a que el planeta orbita fuera de la zona habitable de su estrella anfitriona, el GJ 536 b podría servir como fuente para algunas investigaciones interesantes, consideran los expertos. Su corto período orbital de apenas 8,7 días y su localización muy cercana (astronómicamente) a la Tierra permitiría a los científicos estudiar su atmósfera.

Para los científicos, el descubrimiento del GJ 536 b es solo el primero de lo que creen ser una larga línea de exoplanetas que orbitan alrededor de las estrellas enanas rojas —tipo más común de estrellas de la Vía Láctea—. (Sputnik)

 

Misión ExoMars capta las primeras  imágenes de Marte

 

La Agencia Espacial Europea difundió las primeras imágenes de Marte tomadas durante la misión ExoMars 2016. Las fotos fueron recibidas después de que se estrellara el módulo Schiaparelli.

La sonda Trace Gas Orbiter (TGO, una misión colaborativa entre la ESA y Roscosmos, la Agencia Espacial Rusa), que sacó estas fotos, llegó a Marte el 19 de octubre. Su órbita elíptica tiene lugar a aproximadamente 310 kilómetros de la superficie, luego de un recorrido de 98.000 kilómetros cada 4,2 días.

Estas imágenes ilustran el potencial que tendrá la sonda TGO cuando se coloque en su órbita definitiva, a 400 kilómetros de altitud, a finales del próximo año. (RT)

 

¿Por qué es tan ‘rara’ nuestra luna?

 

Nuestra luna es un objeto extraño debido a que presenta cualidades físicas que no se pueden explicar fácilmente y que la distinguen de cualquier otro cuerpo celeste del sistema solar.

Rasgos inusuales

Es grande, con un diámetro de 3.476 kilómetros, aproximadamente la cuarta parte del de la Tierra. Salvo Plutón y Caronte, ésta es la mayor proporción conocida entre una luna y su cuerpo matriz para los objetos celestes grandes de nuestro sistema.

Todos los satélites del Sistema Solar orbitan sobre el ecuador de su planeta, mientras que la órbita de nuestra Luna tiene una inclinación de cinco grados.

La composición de nuestro satélite natural es semejante a la de la Tierra, a diferencia de la mayoría de otras lunas.

Gran impacto 

Muchos de los problemas asociados a las peculiaridades de la luna quedaron resueltos con la teoría del gran impacto, según la cual, la Tierra colisionó con un cuerpo celeste del tamaño de Marte hace unos 4,5 millones de años. Según la teoría, la colisión envió al espacio una gran cantidad de material de nuestro planeta, generando una densa nube sobre el ecuador terrestre, de la que acabó formándose nuestro satélite natural. 

El impacto dejó a la Tierra girando rápidamente, de tal forma que un día duraba cinco horas. Con el paso de tiempo, las interacciones entre la Tierra y la Luna habrían desacelerado el giro terrestre, alejando al satélite.

Esta teoría no explica la inclinación de la órbita de la Luna respecto al ecuador terrestre ni su composición isotópica, semejante a la terrestre y no a la del supuesto cuerpo que impactó contra la Tierra.