Restos de Fidel Castro en su última Caravana de la Libertad en Cuba

Foto: Archivo
Fidel Castro, líder revolucionario de Cuba.

 

Fuente: Agencias

El presidente Evo Morales confirmó su asistencia a los actos de despedida del líder cubano junto con el mandatario Rafael Correa. Representantes de Latinoamérica y el mundo confirmaron su llegada a la Isla.

El cortejo fúnebre con las cenizas del líder cubano Fidel Castro inició hoy su recorrido desde la Plaza Ignacio Agramonte de Camagüey, donde la caravana hizo noche, hacia la ciudad oriental de Santiago de Cuba, que rememora la histórica Caravana de la Libertad que protagonizó el exmandatario en 1959, pero en sentido inverso.

Fidel murió el 25 de noviembre en la noche a los 90 años de edad y el homenaje póstumo comenzó el lunes en toda la Isla, cuyo escenario principal fue el Memorial José Martí de la Plaza de la Revolución de la capital cubana, por donde desfilaron miles de personas.

La peregrinación duró cuatro días por 13 de las 15 provincias de la nación caribeña, en un recorrido de más de 1.000 kilómetros hasta llegar a la ciudad de Santiago, considerada la cuna de la Revolución Cubana.

El sepelio del expresidente fallecido se efectuará precisamente en Santiago de Cuba mañana en el cementerio de Santa Ifigenia.

Trayectoria en la historia

Próxima a cumplir 58 años, la llamada Caravana de la Libertad, comandada por Castro e integrada por unos 1.000 miembros del Ejército Rebelde, partió de Santiago de Cuba el 2 de enero de 1959 y llegó a la capital cubana seis días después.

Luego de la huida del dictador Fulgencio Batista (1955-1959) en la medianoche del 31 de diciembre de 1958, Fidel entró victorioso a Santiago la madrugada del 1 de enero, y desde una guarnición llamó a una huelga general para consolidar el triunfo revolucionario.

A lo largo de aquel trayecto por la carretera central, la población recibió con júbilo a los victoriosos combatientes de la Sierra Maestra, macizo montañoso del sureste de la isla donde el Comandante de la Revolución desarrolló su lucha para derrocar al régimen de Batista, quien prefirió huir a enfrentar su derrota.

Durante el recorrido triunfal por ciudades y poblados, la también conocida como Caravana de la Victoria hizo algunas paradas, en las que el líder revolucionario pronunció varios discursos ante numerosas personas que recibían con júbilo a los jóvenes barbudos.

Al entrar en La Habana, la comitiva se detuvo en el muelle ubicado frente a la sede de la Marina de Guerra, donde se encontraba el yate Granma que a finales de 1956 trasladó a Fidel junto con otros 81 combatientes desde México hasta la Isla para iniciar la lucha.

Luego de otra parada en el antiguo Palacio Presidencial, los caravanistas llegaron a bordo de tanques y otros equipos blindados al entonces cuartel militar de Columbia (hoy Ciudad Escolar Libertad), donde tuvo lugar un acto que terminó la madrugada del 9 de enero.

En una alocución al pueblo, Castro expresó: “Éste es un momento decisivo de nuestra historia. La tiranía ha sido derrocada. La alegría es inmensa”.

El entonces joven revolucionario agregó: “Sin embargo queda mucho por hacer todavía. No nos engañemos creyendo que en lo adelante todo será fácil, quizás en lo adelante todo será más difícil”.

Un momento muy recordado por los cubanos fue cuando revolotearon tres palomas blancas y una de ellas se posó sobre el hombro de Fidel.
La Caravana de la Victoria concluyó su trayecto el 17 de enero de 1959 en la provincia de Pinar del Río, la más occidental del país caribeño.
Desde entonces, un grupo de niños y jóvenes destacados en sus labores reedita cada año el trayecto que hicieron las fuerzas guerrilleras.

Morales confirma viaje a Cuba

El presidente boliviano, Evo Morales, confirmó ayer que volverá a viajar a Cuba para participar el fin de semana en los actos de despedida al fallecido líder cubano Fidel Castro.

Morales, que estuvo en La Habana esta semana, hizo el anuncio de su nuevo viaje durante su discurso al inaugurar una reunión de “juventudes antiimperialistas” en el trópico de Cochabamba.

“Lamento mucho (que) mañana no voy a poder estar acá (...) El hermano Raúl me invitó a que le acompañe (en) la despedida a Fidel y no puedo rechazar eso”, sostuvo el Jefe de Estado.

Pidió a los jóvenes asistentes al encuentro que escriban una carta y se la entreguen para que mañana sábado la pueda leer durante la despedida a Fidel Castro.

Junto con el presidente Morales asistirá su homólogo de Ecuador, Rafael Correa. Aunque no trascendieron informaciones oficiales, se espera que Nicolás Maduro (Venezuela) y Daniel Ortega (Nicaragua) también formen parte de los líderes que digan presente en la capital cubana.

El presidente del Senado de Chile, Ricardo Lagos Weber, afirmó este domingo que la delegación chilena que viajará a Cuba para los funerales será encabezada por él y por el presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade. El Gobierno argentino, en tanto, informó que su canciller, Susana Malcorra, viajará a La Habana, entre otros líderes mundiales.

El astro del fútbol argentino Diego Armando Maradona llegó a Cuba para rendirle tributo al líder histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro a quien lo considera como su segundo padre y el líder mundial del equipo de los políticos.

 

El desembarco del Granma conmemora 60 años en medio de luto

Cuba conmemoró los 60 años de la llegada a la Isla del yate Granma, la expedición comandada por Fidel Castro que inició la insurrección que lo llevaría al poder en 1959 y cuyas celebraciones fueron pospuestas hasta el próximo enero, debido a la muerte del líder.

Como parte de las coincidencias históricas que persiguieron al exmandatario cubano hasta su muerte, la caravana con las cenizas de Castro llegó ayer al territorio de Granma —rebautizado con el nombre del navío—, donde pasó la noche antes de continuar su último viaje hasta Santiago de Cuba, en el oriente del país.

La estatal Agencia Cubana de Noticias reseña que 82 jóvenes recordaron simbólicamente el “desembarco glorioso” del yate, en el municipio de Niquero de la provincia Granma, donde además se realizó un acto político en el lugar donde Fidel y sus compañeros pisaron tierra firme luego de caminar por el mangle.

Esa actividad forma parte de una ruta, iniciada el 16 de noviembre y en la que participaron 5.000 jóvenes para rememorar la efeméride que en la isla se celebra además como la fundación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el Ejército cubano.

El más joven de los compañeros de Fidel en aquella travesía, Arsenio García, afirmó en una entrevista con el diario Granma, órgano del gobernante Partido Comunista, que el yate viajaba a Cuba “más cargado de sueños que de armas”.

García, que entonces tenía 20 años, asegura que la expedición “fue lo más grande” que le pudo ocurrir “como joven que quería cambiar la realidad desesperante que estaba viviendo”. (EFE)