Rijchariy, música folklórica con una propuesta literaria

Foto: Archivo
El conjunto musical Rijchariy

 

Por: Diego Ponce de León M.

Entrevistado: Gonazalo Campos / Bajista y fundador de Rijchariy

 

Durante el solsticio de invierno (21 de junio) de 1985, en la ciudadela de Tiwanaku, se marca el inicio de una de las bandas más representativas y contestatarias de la música fusión contemporánea de Bolivia: Rijchariy. Enraizada en la tradición andina, fundamentada en el virtuosismo, la creatividad de sus integrantes, la originalidad en sus composiciones y la construcción de sus instrumentos propios muestra una pasión por la música y un compromiso con la gente de los pueblos olvidados.

"Nadie es profeta en su propia tierra, creo que es una especie de oráculo que sí se cumple.”

"En antiguos gobiernos, como los de Banzer o Sánchez de Lozada y durante más de 23 años, Rijchariy  fue una de las únicas agrupaciones que se animó a entrar a los Yungas a iniciar los primeros festivales musicales”.

¿Quiénes son los integrantes de Rijchariy?

Gonzalo Campos (G. C.) Actualmente se compone de ocho integrantes: Ivonne Campos, en la voz y el charango; Ricardo Campos, en la elaboración de textos, música y dirección; Ronax Arandia, en la guitarra y voz; Ovidio Huanca, Jhonny Huayñapaco, Carlos Gil Paye, con los vientos, sikus y quenas; Rodrigo Castillo, en la batería y Gonzalo Campos en el bajo eléctrico y la voz.

¿Qué caracteriza a las letras de sus canciones y composiciones musicales?

G.C. Son 31 años asumiendo el compromiso de mostrar la realidad vivencial, dibujando con canciones, los rostros y las voces interiores de los hombres y mujeres de este tiempo, con los sueños y esperanzas de los marginados, en el sendero de la vida.

Todas las composiciones son de Ricardo Campos y hablan acerca del cuidado consciente del medioambiente, la naturaleza, la ecología, el planeta y los seres humanos y seres del universo.

Estamos convencidos de que la humanidad tiene la necesidad de la existencia de artistas de toda índole, que digan la verdad del cuidado hacia nuestra casa.

Rijchariy trata de adaptar todas las tristezas y lamentos de las experiencias de vida y plasmarlas en ritmos autóctonos como las cuecas y huayños que pertenecen a nuestro folklore y cultura.

¿Cuál es el legado del conjunto?

G. C. Rijchariy tiene grabados 15 álbumes en diferentes empresas fonográficas de nuestro país —en varios formatos: vinilo, cassette y CD—y más de 200 conciertos dentro y fuera de Bolivia. 

Ahora estamos grabando un disco que será un homenaje al charango, tendrá 10 temas y haremos todos los arreglos y armonías correspondientes; los artistas invitados serán Esther Marisol, Ivonne Campos y la cantante Siria Vera del grupo femenino Bolivia.

¿Cuál es la escencia de su música?

G. C. Nuestra música no es comercial, no busca riquezas ni fama, lo que busca es replantear la vida y una conciencia entre los habitantes del mundo para vivir respetando nuestro planeta y todo lo que hay en él.

Los integrantes de Rijchariy seguimos estudiando música, eso es algo que no toda la gente sabe; también hemos conocido a muchos folkloristas nacionales, grandes compositores que crearon magníficas canciones de la historia boliviana de la música, que hoy por hoy nadie reconoce. Es una historia muy triste.

¿Cómo interpretan actualmete la lectura del público boliviano respecto al folklore?

G. C. Pienso que la cultura es la primera rueda del carro, que muchas veces es considerada la quinta, y todos los bolivianos deberíamos empezar a cultivarla para sacarnos adelante. Cuestionamos mucho la música facilista y comercial porque no se dice nada a la gente, no hay mensaje ni ideología respecto a algo, por eso se diferencia Rijchariy de otros conjuntos.

 
Actualmente, por la falta de medios que nos den cobertura, y se la dan a grupos de chicha o música banal, Rijchariy decide adueñarse de medios alternativos, como Facebook, Twitter y Youtube.

 
Pienso que la mayoría de los medios de comunicación son muy irrespetuosos, el público no sabe cómo nos tratan. Por ejemplo en las revistas mañaneras es increíble cómo se comportan con uno. Esperar más de tres horas en el set, que no te inviten ni un vaso de agua o que te corten en vivo y ni siquiera con música en vivo, sino con playback. Eso es culpa de dejarse tratar así.
 
¿En qué lugares realizaron presentaciones, además del país?

G. C. Caracas, Bogotá, Lima, Cuzco, Ecuador, México, Alemania, Italia, España son solamente algunos de los lugares en los que participamos a lo largo de nuestra trascendencia, representando dignamente al país y demostrando el talento que fue recibido con gran entusiasmo por los espectadores.