En alto Pura Pura esperan 17 años por su derecho propietario

Foto: Cambio
La sede social, construida con recursos de los vecinos.

“Desde 1974, cuando nos adjudicamos los trabajadores ferroviarios y después de un año, cancelamos por planilla a la Empresa Nacional de Ferrocarriles (ENFE) mediante descuento. Durante un año nos hicieron el descuento a 900 trabajadores para todo ese sector de Alto Pura Pura, tanto la Primera como la Segunda y la Tercera Sección”, relató Julián Quispe, presidente de la Junta de Vecinos de la Tercera Sección de Alto Pura Pura, barrio que se encuentra en los límites de la ciudad.

Alto Pura Pura colinda con el bosquecillo de la ciudad de La Paz y en la parte alta con El Alto. Tiene alrededor de 665 vecinos, que construyeron sus viviendas en todos estos años.

Quispe explicó que para legalizar la posesión que hicieron de los predios entregados por el general Hugo Banzer Suárez en su primer gobierno, todos los vecinos obtuvieron la posesión judicial en 1999.

El documento fue firmado por el juez octavo de Instrucción en lo Civil, Ángel Chambi Paco, el 17 de junio de 1999. Se hizo “una audiencia pública de posesión judicial real y corporal de varios bienes inmuebles”.

Ese documento judicial precisa que, de acuerdo con la escritura pública Nº 238 de 1985, el Decreto Supremo  12111 del 31 de diciembre de 1974, la partida de Derechos Reales 01413074 del 17 de julio de 1985 y la personería jurídica entregada por la prefectura de La Paz, “el suscrito juez octavo de Instrucción en lo Civil de la capital, administrando justicia en primera instancia, les doy posesión judicial real y corporal a todos los adjudicatarios de la urbanización Unión Alianza - Alto Pura Pura Tercera Sección”.

Además precisa que los representantes son Pablo Laguna Parisaca, Julián Quispe Álvarez y Juan Acarapi Fernández.

Desde entonces comenzó un peregrinar de los dirigentes de la mencionada zona, con la finalidad de lograr el resto de documentos que les permitirá acceder a los servicios básicos.

Personería jurídica 
Si bien cuentan con una personería jurídica otorgada por el prefecto de entonces, Germán Velasco, y una planimetría aprobada durante la gestión del alcalde Germán Monroy, ahora no pueden acceder a recursos para obras, ni a los servicios básicos.

“El año 2000 fue aprobado por el exalcalde (Germán Monrroy) Chazarreta, por eso tenemos resolución municipal que nos reconoce el Concejo Municipal y con esa planimetría aprobada obtuvimos (recursos) del Plan Operativo Anual de los años 2000 y 2001”, relató.
Anteriormente, el subalcalde del macrodistrito Max Paredes, Gonzalo Ticona, indicó que existe un “problema delicado” en esa parte de la ciudad, toda vez que existe una planimetría aprobada, pero en la que se contempla una sola zona Alto Pura Pura y no tres secciones y una cuarta llamada Villa Alto Pura Pura”.

De acuerdo con el documento municipal, que data del 24 de enero de 2000, en ese entonces se asignaron 32.000 bolivianos para la construcción de un muro de gaviones en la avenida principal y la calle 4, además de un muro de contención en la avenida troncal.
Un proceso judicial iniciado por Mirtha Rojas, representante de ENFE, que reclama la propiedad del terreno, es lo que traba la obtención de los folios de Derechos Reales. “Una vez que termine, los vecinos tendrán su derecho propietario”, precisó Quispe.
Lotes gratuitos

Hernán Meave y un grupo de vecinos de Alto Pura Pura señalaron que compraron los terrenos en ese sector de la ciudad, afirmación que fue rechazada por Quispe, quien precisó que los lotes fueron entregados gratuitamente a los adjudicatarios.

De aquellos extrabajadores que no tomaron posesión inicial ahora lo hacen sus familiares, y solamente unos pocos lotes que “quedaron vacíos” fueron entregados a terceros.

Teresa Layme, dirigenta del sector, señaló que comparten el agua potable y la energía eléctrica, y todos los vecinos pagan —de forma comunitaria— las facturas.

Layme indicó que hace 19 años llegó a Alto Pura Pura y desde entonces camina para obtener los documentos que les otorgue el derecho propietario.