Pilares de la marcha autonómica de 14 entidades

Foto: Fuente Directa
Poblador de Raqaypampa muestra la papeleta que será utilizada el 20 de noviembre.

Por: Gonzalo H. Pérez Bejar

El 20 de noviembre se realizará el referendo en Viacha, Totora, Arque, Vinto, Sucre, El Torno, El Puente, Buena Vista, Yapacaní, Cuatro Cañadas, Uru Chipaya, Mojocoya, Raqaypampa, Gutiérrez y la región del chaco.

Los proyectos de cartas orgánicas autonómicas y estatutos autonómicos, que el 20 de noviembre serán puestos a consideración en 14 entidades territoriales autónomas, reconocen en su totalidad la diversidad cultural, lingüística y de cosmovisión.

Los documentos son la prueba palpable del pensamiento de los habitantes de esas regiones, quienes buscan ser protagonistas de sus destinos.
Cada uno de los proyectos normativos refleja la misión y visión de las entidades territoriales autónomas que acudirán a las urnas.

Se trata de los municipios Viacha (La Paz), Totora, Arque, Vinto (Cochabamba), Sucre (Chuquisaca), El Torno, El Puente, Buena Vista, Yapacaní y Cuatro Cañadas (Santa Cruz), donde se someterán a consulta los proyectos de cartas orgánicas municipales.

En tanto, en Uru Chipaya (Oruro), Mojocoya (Chuquisaca) y en el primer Territorio Indígena Originario Campesino (TIOC) Raqaypampa (provincia Mizque de Cochabamba) se consultará sobre la vigencia o no de sus proyectos de estatutos autonómicos indígenas para la implementación de un autogobierno de acuerdo con usos y costumbres propios.

En la región del chaco tarijeño será sobre el proyecto de Estatuto Autonómico Regional, el primero en Bolivia.

Mientras que en el municipio Gutiérrez (Santa Cruz) se preguntará a la población sobre el acceso a la autonomía indígena.

En referencia a las cartas orgánicas, la coincidencia general es la composición de gobierno que tendrá cada uno de ellos. En los municipios más grandes, como los pequeños, la estructura orgánica es similar, como la elección de las autoridades ediles y las funciones que vayan a cumplir. Asimismo, la del Órgano Legislativo, dedicado a dictar leyes municipales que mejoren las condiciones de vida de los habitantes.

Una coincidencia en todas las cartas orgánicas es la protección de los recursos humanos, fundamentalmente la familia, niñez, y adolescencia, el adulto mayor y de las personas con discapacidad.

Se proponen tareas para promover, apoyar e impulsar la equidad de género.

También se le da importancia a la educación, salud y fortalecimiento del deporte. Promover la interculturalidad, seguridad ciudadana, patrimonio cultural, desarrollo económico y productivo, turismo y seguridad alimentaria; además del cuidado del medioambiente, siempre bajo los principios del respeto a la Madre Tierra.

En tanto, en los estatutos autonómicos indígenas, la instancia deliberativa se caracteriza por el ejercicio del autogobierno, propias de la democracia comunitaria.

Para el viceministro de Autonomía Indígena Campesina Originaria, Gonzalo Vargas, la reconversión permite fortalecer un sistema de gobierno que emerge en el marco que abre la Constitución Política del Estado (CPE) como posibilidad de restablecer estrategias propias de gestión territorial.

Una de las características, la decisión política no se desprende de la población, es decir, dejan en el marco de sus propias autoridades ancestrales, orgánicas o sindicales. El otro elemento tiene que ver con restablecer, apuntalar y fortalecer estrategias de desarrollo económico basado en la economía comunitaria.

Referendo, la democracia directa y participativa

El vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE) José Luis Exeni afirmó que el referendo del 20 de noviembre es un evento de democracia directa y participativa que vincula tres mecanismos. Se trata del ejercicio de democracia intercultural porque articula el voto individual, que es un mecanismo esencial; la democracia representativa (sufragio), pero que es de decisión ciudadana, y la democracia directa.

Puso como ejemplo la consulta en Uru Chipaya, Raqaypampa, Mojocoya y Gutiérrez, donde la ciudadanía decidirá sobre un proceso como la autonomía indígena, que tiene que ver mucho con la democracia comunitaria.

Exeni mencionó que el TSE se encuentra en la recta final de planificación del proceso electoral del 20 de noviembre.

De hecho, este domingo concluye la capacitación de los jurados y juradas, una labor que requiere mucha logística, mientras que el 16 de noviembre concluirá la propaganda electoral tanto en espacios públicos como en los medios de comunicación.

El material electoral está formado por un kid electoral que será entregado a cada mesa de sufragio.

Para la labor de cómputo, el TSE empleará, nuevamente, la transmisión rápida de actas, que permite el registro de las imágenes de actas captadas directamente en las mesas de sufragio.