Educación en casa, una oportunidad para las personas con discapacidad

Fotos: Cambio
Paulina y su hija Jessica en el acto de entrega de computadoras para personas con discapacidad.

Por: Leonel Magne

Con el propósito de llevar educación a todos los bolivianos, el Ministerio de Educación, junto a otras entidades, impulsa un proyecto inclusivo. 

Jessica de 23 años de edad nunca pudo ir a la escuela por su discapacidad, pero a partir de la fecha una maestra visitará su casa para que ella pueda aprender nuevos conocimientos, no sólo aprendizajes académicos, sino otros que le sirvan para superarse para luchar contra la adversidad. 

La joven no pudo hablar, ya que tiene discapacidad múltiple (física motora, intelectual), pero las manos de su madre, Paulina, expresaron el sentir de la familia a través de un cartel, pues Jessica fue una de las primeras beneficiarías del programa gubernamental Educación en Casa,  recibió el material de apoyo que le entregó el Ministerio de Educación.

 “Nuestro corazón agradece su cariño y nuestra memoria su compañía… Gracias Presidente Evo”, señala el cartel que Jessica y su madre portaban en el acto de lanzamiento del innovador programa. 

La joven es una de las 10 personas con discapacidad grave y muy grave que tendrán acceso a la educación en casa, en la ciudad de Tarija, y de 90 alrededor de todo el país. 

Los beneficiarios, al igual que Jessica, recibieron computadoras, mesitas especiales de trabajo y materiales escolares para la implementación del programa denominado Educación Sociocomunitaria en Casa para Personas con Discapacidad.

La joven, que no tiene control sobre su cuerpo y ejecuta movimientos descoordinados, aumentó la intensidad de éstos cuando su mamá pudo agradecer al presidente Morales por la dotación de computadoras y material. 

“Estoy muy agradecida con el Presidente y las autoridades, muchas gracias, no es fácil lo que tenemos que pasar como padres, pero estamos agradecidos, y éste es un buen inicio para cambiar la realidad de nuestros hijos”, dijo.

La madre señaló que hasta antes del programa ella ni siquiera aspiraba a que su hija acceda a la educación, pues por el nivel de discapacidad que tiene no era aceptada ni en centros de rehabilitación. 

Paulina señaló que su hija no había recibido estimulación y que en los centros a los que acudió sólo le brindaban alguna atención médica y en fisioterapia, pero ésta no apuntaba a que su hija desarrolle habilidades básicas. 

Sin embargo, el programa Educación en Casa incluye la atención especializada de docentes para que la muchacha desarrolle estas habilidades mediante actividades lúdicas, explicó el responsable del Programa en Tarija, el profesor Armando Velásquez Vega.

La montaña va a Mahoma

El viceministro de Educación Alternativa y Especial, Noel Aguirre Ledezma, explicó que este programa aplica la lógica del conocido dicho: “Si Mahoma no va a la montaña, la montaña irá a Mahoma”. 

“Ahora estamos haciendo las cosas al revés, si el estudiante no puede ir a la escuela, la escuela está yendo a su casa, y como necesitamos de algunas condiciones técnicas, estamos entregando los materiales y las computadoras para que los niños y jóvenes reciban una adecuada educación y desarrollen sus capacidades”, explico el viceministro Aguirre.

Al margen de la entrega de las computadoras y materiales a los niños y jóvenes beneficiarios, el Ministerio de Educación dotó de equipamiento a ocho centros de educación especial. 

Programa 

La iniciativa, impulsada por el Ministerio de Educación, permitirá que los estudiantes con discapacidad cuenten con atención integral, educación, salud y justicia, además de la dotación de materiales para garantizar sus estudios. 

Los ministerios de Educación, Salud, Justicia y la Presidencia trabajan de manera conjunta para ejecutar este proyecto que busca incluir y mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad. 

El Programa está destinado a niños y jóvenes con discapacidad múltiple o física motora grave y muy grave en situación socio-económica muy precaria, diez por cada departamento. Para su puesta en marcha, el presidente Evo Morales promulgó el Decreto Supremo 2950, viabilizando incentivos para maestros y maestras voluntarias, que desarrollarán los procesos de enseñanza con los estudiantes, como reconocimiento a su trabajo. 

El Ministerio de Educación cuenta con 45 maestros, cada uno tendrá a su cargo a dos estudiantes. 

El Programa en su primera fase posibilitará la organización de tres grupos de formación: educación primaria, educación regular, y educación alternativa para personas mayores de 18 años. 

Se capacitó a 12 maestros, quienes evaluarán de manera específica sobre el nivel al que corresponde cada estudiante. Se otorgarán libretas a todos los beneficiarios.