Masacre de Todos Santos y la resistencia ciudadana

Foto: Archivo
El pueblo movilizado contra el golpe de Estado liderado por Alberto Natusch Busch y una cúpula del MNR.

Miles de personas se concentraron en el centro de la ciudad de La Paz para armar barricadas con los adoquines, la única muralla para las metralletas.

Por: Gonzalo H. Pérez Bejar

La aventura golpista, liderada por el coronel Alberto Natusch Busch duró 16 días. No pudo consolidarse frente a la gran resistencia social articulada a escala nacional.

Sin embargo, en ese breve tiempo, la violencia golpista ocasionó decenas de muertes y desaparición de personas.

El periodista y docente universitario Remberto Cárdenas señala que el golpe fue resistido y reprimido hasta ser derrotado.

“Es importante destacar que la huelga de resistencia al golpe fue decretada por la Central Obrera Boliviana (COB) y acatada por los afiliados, pero fue una huelga política, una huelga general política, para derrotar algo negativo para el pueblo, eso hay que destacar”, señaló.

Parafraseando a René Zabaleta Mercado, Cárdenas indicó que en ese momento se vio una “crisis estatal” porque el Estado, en su forma, no pudo consolidar el Estado burgués, “por eso los golpes fueron las masas con la huelga o también como una acción directa de masas, según el POR”.

Miles de personas se autoconvocaron al centro de la ciudad de La Paz, en especial a la plaza San Francisco, para armar barricadas con los adoquines que existían en el lugar y así enfrentar a la metralla y a los tanques.

Las movilizaciones eran espontáneas. La gente no tenía organización, pero el pueblo y los trabajadores organizados existieron bajo la conducción de la COB y así resistieron.

Cárdenas señala que fue la primera vez que todos los partidos de izquierda no discreparon para aunar su esfuerzo y luchar contra el golpe de Estado.

“La COB, de resistencia, no se comportó solo como sindicato, sino como una organización política y ahí aparecen los rasgos, los elementos, antes que en el sindicato, de la dirección política”, sostuvo.

Sin embargo, la resistencia no fue tan sencilla. La Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB) registró 76 muertos, 204 heridos y 130 desaparecidos.

Asesinados
Adela Cusicanqui de Parra, Agustín Zonco, Abraham Hanovver, Antonio Escalante Crespo, Amadeo Mamani Quispe, Agustín Cruz Mamani, Benigno E. Liuca Ortega, Bernardo Valle Catari, Brígida H. de Boscoso, Beatriz Choque Mamani, Carlos Vera Mendieta, Celestina Cruz Valdivieso, Celestino Vera Romero, David Álvarez Linares, Eduardo Urquieta Morales, Enrique Guzmán Aguilar, Eugenia Apala Bello, Eleuterio Intipampa M., Elías Moya Quispe, Fanny Aguilar Choque, Francisco Rocha, Fidel Siñani Apaza.

A ellos se suman: Francisco Mamani Quispe, Francisco Muñoz Velasco, Fidel E. Tincuta Coronel, Fausto Quispe, Francisco Choque, Feliz Condori Chuquiaguillo, Faustino Mamani Hampu, Guido Quisbert Cordero, Genaro Escóbar, Germán Tintaya Cebacollo, Gregorio Mamani Yujra, Héctor Rubín de Celiz, Isaac Puñuni Mamani, Juan Gumercindo Ticona P., Justo Rodríguez Álvarez, Javier Moreno Mendieta, Juan Damián Cruz Choque, Juan Ángel Gutiérrez, Julián Chambilla Ramos, Juan Canaviri Chávez, José Héctor Cahuaya, Josué S. Salazar P., Jorge Choque Urquizo, Jesús Flores Navarro, Luis Casas, Mario Sirona, Manuel Castro Zapana, Marcelino Gutiérrez R., Mauricio Conde, Marina Quispe de Angulo, Manuel D. Claros Mamani, Mario Rocabado, Nicolás Callisaya C., N. Tamaya, N. Averanga, Pedro Chávez Mamani, Paulina G. de Cancari, Pasco Sirona, Porfirio Yujra Condori, Primitivo Mamani, Paulino Marca Quispe, Petrona Chahua Callisaya, René Torico Orellana, Rosario Mariaca Gonzales, Raúl Bustillos Vásquez, Richar J. Marca Calle, Simón Aguilar Aduviri, Samuel Cuba Chura, Simón Mamani, Tomas Quispe Paredes, Víctor Chobi, Zenón Fernández Flores, Mercedes Pérez Cáceres y Saturnino Chávez Condori.

---

Antecedentes

  • El golpe fue gestado por sectores militares en alianza con algunos parlamentarios del MNR y del MNRI. Las cabezas militares, además de Natusch, fueron el Gral. Edén Castillo Galarza, el Gral. Luis García Meza, el Cnl. Carlos Mena Burgos, el Gral. Oscar Larraín, el Gral. Jaime Niño de Guzmán y el contralmirante Wálter Núñez. Entre los civiles del MNR Guillermo Bedregal y José Fellman Velarde, y del MNRI Edil y Willy Sandóval Morón y Abel Ayoroa Argandoña.