¿Golpe de Estado en Venezuela? Las claves de la situación

Foto: albamovimientos.org
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Fuente: RT

Para cualquier lector la situación venezolana puede ser desconcertante. La acusación de golpe de Estado la hacen por igual el chavismo y la oposición, pero ¿quién tiene la razón?
El conflicto más reciente viene a raíz de la convocatoria a referendo que ha tratado de activar la oposición en contra del presidente Nicolás Maduro. En el proceso de recolección del 1% de las firmas, que da arranque a la solicitud, el chavismo denunció que más de 600.000 de las rúbricas eran fraudulentas.
Ocho tribunales penales de varios estados del país determinaron que en la recaudación de firmas hubo irregularidades, entre las que constan las rúbricas de ciudadanos fallecidos, de menores de edad e imputados por delitos graves que, por ende, inhabilitados para participar en política.
Por esa razón, el Consejo Nacional Electoral (CNE) resolvió la semana pasada paralizar “hasta nueva orden judicial” la segunda fase del referendo, que consistía en la recolección del otro 20% de las firmas del padrón. 
Para la oposición la resolución del Poder Electoral constituyó un “golpe de Estado” orquestado por el presidente Nicolás Maduro. El primer espaldarazo que recibió esa postura de la derecha fue de parte del gobierno de EEUU que, a través de su vocero John Kirby, acusó al CNE de privar “a los ciudadanos venezolanos de la oportunidad de dar forma al rumbo de su país”.
El domingo, la derecha en el parlamento convocó a una sesión extraordinaria que resolvió, entre otras cosas, abrir un juicio político a Maduro, a quien consideran golpista; solicitar la intervención de la Comunidad internacional; desconocer a los miembros del Poder Electoral y Judicial; llamar a las Fuerzas Armadas a la subversión; y acusar al Presidente por “abandono del cargo”, aunque el mandatario se encuentra en una gira para la defensa de los precios del petróleo.
La reacción del chavismo fue inmediata. Un grupo irrumpió en la sesión como muestra de rechazo al acuerdo y varios de sus dirigentes denunciaron a los diputados de derecha de intentar un golpe parlamentario como los perpetrados en países como Honduras, Paraguay y Brasil.
“Este es un intento chimbo, burdo, de copiar el golpe de Estado que ocurrió en Brasil, en Paraguay y en Honduras”, denunció el diputado socialista, Héctor Rodríguez. Para el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, la sesión del parlamento no fue más que un ‘show’.
La derecha venezolana ha convocado a una sesión que tiene como punto único la “evaluación y determinación de la situación constitucional de la presidencia de la República”, con el que pretenden iniciar un juicio político al mandatario venezolano.
Sin embargo, la Constitución no faculta a la Asamblea Nacional para realizar ese tipo de acciones unilaterales en contra del Presidente.