Los Indígenas de Guatemala se quedan sin agua

Foto: RT
El parque Semuc Champey, en el departamento de Alto Verapaz, Guatemala.

RT

Los indígenas habitantes del departamento de Alta Verapaz, en la zona norte de Guatemala, marcharon hacia la capital para denunciar a un grupo de empresas hidroeléctricas que se apoderan de los caudales del principal río de la región y los dejan sin acceso al agua.

Además de reclamar que esas empresas de capital español se instalaron sin haberles consultado también interpusieron una denuncia ante la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) por contaminación y desecamiento en el río Cahabón debido al fuerte impacto ambiental que generan las hidroeléctricas, informó el diario La Hora.

El río Cahabón es uno de los principales cursos fluviales de Guatemala y en su recorrido de casi 200 kilómetros atraviesa casi la  totalidad del departamento de Alta Verapaz, donde habita buena parte del pueblo Poqomchi’, que en toda esa nación centroamericana cuenta con más de 100.000 hablantes.

Denuncias
En declaraciones recogidas, la indígena Rosa Chun —habitante de Santa María Cahabón— aseguró que desde “que estas empresas tomaron el río nos estamos quedando sin agua. A mí me cuesta conseguir el agua y como no la tenemos se nos están secando los cultivos”.

Otro poblador de la zona, Bernardo Caal, explicó que esas empresas  dejan sin agua a miles de familias: “Esa es la conflictividad que estamos viviendo (…) hemos exigido que se hagan las consultas porque no se nos informó (que iban a instalarse las empresas) y tampoco hubo consultas”.

Unas 12.000 familias se ven afectadas de forma directa por un tramo de 30 kilómetros que se desvían del caudal para atender las demandas de las hidroeléctricas.

En la zona se realizan obras en las cuales el gobierno del presidente Jimmy Morales comprometió cerca de 270 millones de dólares y para ello se subcontrató para la construcción “al Grupo (español) Cobra, del presidente del club futbolístico Real Madrid, Florentino Pérez”, indica un reporte de la agencia Prensa Latina.