El ‘factor Putin’ en la campaña presidencial de EEUU

Foto: Cambio
El presidente de Rusia, Vladimir Putin.

 

(Agencias).- El presidente ruso, Vladimir Putin, irrumpió en la campaña presidencial estadounidense como si fuera un candidato más. No hay intervención política o debate electoral en el que Rusia no acabe siendo la protagonista. 

Hillary Clinton acusa directamente al Presidente ruso de estar detrás de la filtración de los correos electrónicos que cuestionan su integridad política para beneficiar a su rival, Donald Trump. Por otro lado, el candidato republicano no deja de vanagloriar a Putin, del que llegó a decir que fue un “mejor líder” que su homólogo estadounidense Barack Obama. 

Las filtraciones de correos

Los 9.000 emails publicados entre el viernes y jueves revelan, entre otros temas, las buenas relaciones de Clinton con Wall Street, así como las estrategias llevadas a cabo en primarias para derribar a su adversario Bernie Sanders, y suponen la reafirmación de todos aquellos que sostienen que Clinton mantiene un doble discurso, uno para los poderes económicos y otro para las bases demócratas. 

Lejos de dar las pertinentes explicaciones públicas y confirmar la autenticidad o no de estos mails, la campaña de Clinton se limitó a señalar a Rusia como culpable y elevar la cuestión a la categoría de problema nacional, algo que recuerda a los viejos discursos políticos de la Guerra Fría. “La interferencia de Rusia en estas elecciones y aparentemente en nombre de Trump es, creo, de máxima preocupación para todos los estadounidenses, independientemente de si son demócratas, independientes o republicanos”, afirmó John Podesta, jefe de campaña de Clinton.

Retórica antirrusa

Entre tanto, Vladimir Putin lamentó que los participantes en la carrera presidencial de EEUU abusen de la retórica antirrusa. “Ahora el problema principal en la campaña electoral es Rusia, solo hablan de ella. Por supuesto, es muy agradable, en parte. Digo en parte porque todos los candidatos abusan de la retórica antirrusa dañando nuestras relaciones intergubernamentales”, explicó el mandatario ruso.