Pando se proyecta como productor de petróleo

Fotos: Cambio
Trabajos de exploración de un campo gasífero.

En la región amazónica están en curso actividades de exploración de hidrocarburos con el proyecto Sísmica Cuenca Madre de Dios-Río Beni 2D.

En agosto de 2015, el Gobierno, a través de YPFB Corporación, dio inicio al proyecto Sísmica Cuenca Madre de Dios-Río Beni 2D, en el departamento de Pando, con la finalidad de determinar si la región amazónica será productora de hidrocarburos, tomando en cuenta que estudios preliminares dan cuenta que en la zona habría una reserva de al menos 50 millones de barriles de petróleo.
De acuerdo con la petrolera estatal, existe gran expectativa en los resultados del proyecto, tomando en cuenta que estudios técnicos de la Cuenca Madre de Dios, que datan del año 2014, indican que esta zona posee una de las rocas madres con mayor calidad de generación de hidrocarburos en el mundo.
En el marco de la ejecución del Plan Inmediato de Exploración de YPFB Corporación 2015-2019, en la gestión 2015 se planificó iniciar, a través de la Gerencia Nacional de Exploración y Explotación de YPFB Casa Matriz, el proyecto integrado de Exploración Sísmica 2D en la Cuenca Madre de Dios, Área de Exploración Río Beni, que comprende las actividades de Adquisición Sísmica 2D, Procesamiento e Interpretación hasta la definición de prospectos de perforación exploratoria.
El proyecto se encuentra dentro del área de exploración río Beni, que involucra al municipio El Sena, provincia Madre de Dios del departamento de Pando.
Durante la etapa de consulta y participación, que se realizó en un mes, se consultó a 43 comunidades campesinas e indígenas influenciadas por el proyecto. La licencia ambiental se obtuvo en un tiempo récord de 10 meses y gracias a la colaboración de las comunidades se cumplió a cabalidad con todo lo estipulado en la norma ambiental.
Las comunidades involucradas decidirán la realización de un proyecto productivo de desarrollo, cuya construcción estará a cargo de YPFB.
Cuando se dio por iniciado el proyecto de sísmica, en agosto de 2015, el ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Sánchez, dijo que “en la actualidad, Pando se proyecta como un gran productor de petróleo.  La Cuenca Madre de Dios es uno de los reservorios más importantes del mundo”.
La autoridad destacó las inversiones en el proyecto, tomando en cuenta que solo en esta actividad, YPFB “está invirtiendo $us 50 millones. Nunca en la historia se han hecho inversiones semejantes en este departamento”.
El Gobierno estimó que en caso de salir positivos los resultados de la exploración, el departamento amazónico multiplicará sus ingresos gracias al Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) y regalías que reciben las regiones productoras de gas o petróleo.
El proyecto de sísmica incluye la recolección de datos en más de 900 kilómetros a cargo de la empresa ecuatoriana Sinopek, la cual deberá procesarlos y presentarlos en estos meses. A partir de estos resultados se establecerían los puntos exactos donde debería comenzarse con la perforación del primer pozo exploratorio.
La ejecución del estudio también incluye el municipio Ixiamas de la provincia Abel Iturralde, norte de La Paz.
Las tareas se realizan con métodos por vía aérea, fluvial y terrestre, según YPFB.
La ejecución de este proyecto ampliará nuevas oportunidades exploratorias en el territorio boliviano y se constituye en un desafío más para la petrolera nacional, que encara proyectos similares.