Bolivia envió cinco archivos para la memoria del mundo

Édgar Ramírez, director de la cadena de Archivos y Bibliotecas de la Comibol.
Foto: Jorge Mamani

jackeline rojas heredia / Cambio
Bolivia envió cinco documentos o archivos al Programa Memoria del Mundo en América Latina y el Caribe (Mowlac) de la Unesco que pueden considerarse un aporte para la historia de la humanidad y no solo del país. El resultado se conocerá hasta fin de año.

La selección definitiva podría darse hasta fines del presente año. Las evaluaciones de los documentos enviados desde carios países comenzarán en octubre y no es un proceso sencillo, explicó el experto en Conservación y Patrimonio, Carlos Rúa.
Hace días, el delegado boliviano en el comité regional Memoria del Mundo de la Unesco y director de la Biblioteca y Archivo Histórico de la Asamblea Legislativa Plurinacional, Luis Oporto Ordóñez, confirmó que el comité de selección, reunido en Cochabamba el 28 de agosto, seleccionó cinco archivos que esperan la evaluación de los expertos de la Unesco.
Entre las postulaciones están un expediente de documentos del barón de la minería Mauricio Hochschild, quien en la Segunda Guerra Mundial y durante 10 años (1939-1949)  promovió la llegada al país de varios judíos desde Alemania. 
Otro pertenece al Archivo de La Paz y titula ‘Visita de Tierras de Gerónimo Ruíz de Cabrera y Juan Segura Dávalos de Ayala (1656-1662)’. 
También están el ‘Vocabulario de la Lengua Chiquitana, siglo XVIII’, que corresponde a la biblioteca y archivo central de la UMSA, realizado por un jesuita de las misiones; el Diario de campaña del boliviano en la Guerra del Pacífico, que pertenece al Centro Pedagógico Cultural Simón I. Patiño, y Gazofilacio Real del Perú, de Gaspar Escalona y Agüero, realizado en 1647, resguardado por la Biblioteca y Archivo Histórico de la Asamblea Legislativa Plurinacional.