Una decisión decisiva

Jorge Medina Barra
El próximo domingo Bolivia estará tomando una de las decisiones más importantes de este año. Estará ante la oportunidad de decidir si desea continuar con el progreso y los avances políticos, económicos, sociales y culturales que se han obtenido en los últimos 10 años o volver años atrás a la época en que unos cuantos se quedaban y beneficiaban con los dineros del Estado.
Hoy en día, a través de la mentira, la infamia y la calumnia, la oposición busca ofuscar la visión de país que tanto ha costado y por la cual se ha luchado con tanto ahínco en los últimos años, desde la recuperación de la Democracia en 1982.
Desde el retorno de la democracia, varios han sido los gobiernos que ingresaron en el país, la mayoría de la mano de Estados Unidos, a la cual se acudía para recibir recursos económicos que permitan aplicar su programa de gobierno, aunque con ello venía también la corrupción y el enriquecimiento ilícito.
Hoy en día, tenemos una Bolivia soberana, a nivel económico logramos una independencia merecedora de elogios de la comunidad internacional, no necesitamos mendigar recursos, más al contrario, somos autosostenibles en varios proyectos y continuamos las inversiones pese a las vicisitudes internacionales, como la caída del precio del petróleo.
Hoy Bolivia ha cambiado de forma positiva, trayendo mejores días para la población y de eso nadie tiene duda. El cambio ha llegado hasta el último rincón del país, no sólo a través de obras, sino de políticas integrales como caminos, escuelas, centros de salud y otros.
El próximo domingo es oportuno decidir si continuamos avanzando en estas acciones, en estas políticas que han permitido mejores días para nuestros hijos, hermanos y padres. Es hora de decirle Sí a la continuidad del cambio y eso está en nuestras manos.