Hay dificultades, pero se ejecutan proyectos

Foto: Gobernación Cochabamba
El gobernador Iván Canelas en una inspección de salud.

Fernando del Carpio Z.

La Alcaldía de Cochabamba tiene alrededor de seis veces más de presupuesto que la Gobernación,  los municipios de Quillacollo y Sacaba también tienen un presupuesto mayor, y la Gobernación debe atender los requerimientos de 47 alcaldías. 

Esa situación la hizo conocer el gobernador de  Cochabamba, Iván Canelas, al explicar que con relación a 2013  el presupuesto de la Gobernación disminuyó aproximadamente en 47%, y de 2015 a 2016 se redujo en casi 37%.

“A pesar de las dificultades económicas, producto principalmente de la baja del precio del petróleo, considero que hemos avanzando de manera muy positiva en la ejecución no solo de proyectos de continuidad, sino muchos nuevos”, aseveró.

Entre las principales obras entregadas los últimos meses están los siete puentes: dos en Capinota, otros dos en Tapacarí, uno en Entre Ríos, otro en Puerto Villarroel y uno en Totora, con una inversión de 22 millones de bolivianos y una longitud de 240 metros.

En cuanto a vías pavimentadas se entregaron dos en Sacaba, una en Carrasco, otra en Chimoré, con una inversión  de Bs 123 millones y 15 kilómetros aproximadamente.

También cuatro caminos empedrados, uno en Morochata, dos en Arque y uno en el Chapare, con una inversión de Bs 21 millones y 19 kilómetros. En las próximas semanas se entregarán otros tres. 

Se entregarán además otras obras que tienen que ver con apertura de caminos, proyectos viales ejecutados no solo por la Gobernación, sino de manera concurrente con el Gobierno y los municipios, y electrificación rural.

“Con el Gobierno tenemos una cantidad importante de obras de impacto y grandes, por ejemplo las dobles vías hacia el occidente y oriente, la Y de la integración hacia Sucre, el asfalto Anzaldo-Tarata y Toro Toro, la doble vía en el Valle Alto, hospitales en Punata, Villa Tunari, Sacaba, el Oncológico en Tolata, entre otros. También están las plantas de energía en San José, Ibirizu, de amoniaco y urea, entre otros”, apuntó.

De los 87 proyectos que se ejecutan 11 están concluidos; 26 con un avance del 76% al 99%; 16 del 51% al 75%; 13 del 26% al 50%; y 10 al 25%. 

Mientras que entre los proyectos que se construirán en los próximos meses están el tren metropolitano, la terminal de buses, la descontaminación del río Rocha, la planta de tratamiento de residuos sólidos, entre otros.

La sequía, mi riego y misicuni
El problema de la sequía, según Canelas,  afectó a 35 municipios de los 47 del departamento. De manera que no solo se trata del río Mizque, sino otros que tienen dificultades por falta de lluvias. “Tenemos la esperanza de que en noviembre se normalicen las precipitaciones pluviales, y con ello no tener mayores problemas”, expresó la autoridad departamental.

Asimismo, con apoyo del Gobierno y en forma concurrente con la Gobernación y los municipios se trabajó en la ejecución de proyectos de MiRiego. En una primera fase se ejecutaron 28, con una inversión de más de Bs 190 millones. En la segunda fase se firmaron acuerdos con las alcaldías y el Gobierno para comenzar otras obras en más de 25 municipios y con un financiamiento de más de Bs 130 millones. 

Misicuni es una de las obras más esperadas por el pueblo cochabambino, y Canelas informó que la represa de 120 metros de profundidad estará concluida en noviembre de este año.

A partir de ese mes se comenzará a acumular agua para generar energía y su distribución tanto para riego como agua potable. 

Sin embargo, la autoridad departamental afirma que es importante construir las aducciones, tres en total para la distribución del agua. “Misicuni con el tiempo y el crecimiento de la población no abastecerá a siete municipios, por lo tanto será muy importante buscar también otra opción colateral para el futuro, de manera que se pueda garantizar una dotación normal de ese recurso a los ciudadanos”, añadió.