“La ONU está llamada a tomar medidas contra los paraísos fiscales”

Foto: Cambio
El embajador Ricardo Ulcuango recibió a Democracia Directa en su despacho.

“Todos esos recursos que están en los paraísos fiscales, tranquilamente podrían resolver la pobreza y miseria en la que está inmersa y que afecta a cerca de 32 millones de personas que viven en América Latina”.

"Es importante tejer una alianza entre los estados con la sociedad para generar mecanismos más adecuados de protección con el fin de que no salgan los recursos”.

Los paraísos fiscales se han convertido en refugios de dinero cuya procedencia no siempre son las actividades lícitas y en su mayoría vulneran las normas, ya que no pagan impuestos en los países de origen.
Democracia Directa buscó conocer experiencias de cómo se está abordando este problema en otros países, como Ecuador, donde también se realiza una investigación y cuyo presidente, Rafael Correa, convocó a una consulta popular para el próximo año con el fin de que los gobernantes, a futuro, cuenten con un plazo determinado para repatriar los recursos que se encuentran en los paraísos fiscales.
Los detalles de este proceso son explicados por el embajador ecuatoriano en Bolivia, Ricardo Ulcuango, quien recibió a Democracia Directa en su despacho y dio a conocer el trabajo que se lleva adelante en Ecuador contra los paraísos fiscales. Además, comentó que el Gobierno de su país logró que este tema se incluya en la próxima Asamblea de las Naciones Unidas.
Señor embajador, ¿los paraísos fiscales son un amenaza para los países?
Es una cuestión que prácticamente revela que estas entidades protegen recursos que fugan para no pagar los impuestos, para no tributar en sus países. Esto es una situación que atenta directamente a la democracia de un país, atenta a su desarrollo. 
A estas entidades de los paraísos fiscales no acuden obreros, indígenas o trabajadores, a estas entidades acude la gente que tiene mucho dinero y pretende evadir el tributo a pesar de que esos recursos han sido ganados en el mismo país, pero los sacan y evaden los impuestos. Obviamente que esto perjudica directamente al desarrollo de un pueblo.
Lamentablemente a los paraísos fiscales llegan recursos que no sabemos si son lícitos o ilícitos. Pero consideramos que a través de estos consorcios pretenden, inclusive, asfixiar a un país o una política que impulsa cada uno de los Estados y esto sobrepasa a una cuestión de tendencia ideológica; independientemente de la ideología que tengan los gobernantes, pues eso afecta directamente a los países.
¿Qué información se tiene sobre el caso que vincule a Ecuador?
En el caso ecuatoriano es muy preocupante. Se calcula que más de 30 mil millones de dólares estarían en los paraísos fiscales, una cantidad muy inmensa. Entre 2014 y 2015 salen más de 3.380 millones de dólares hacia los paraísos fiscales.
Claro, con toda esa cantidad de dinero tranquilamente se puede reconstruir la infraestructura que fue destruida en el último terremoto que se vivió en nuestro país (16 de abril de 2016).
Por eso consideramos que estos temas deben ser puestos a la luz del día al pueblo para que sea este mismo pueblo el que conozca y empiece a concienciar sobre este tema, para que en un determinado momento estos recursos puedan ser repatriados. Por eso creo que es importante que se ponga en debate en los distintos países.
¿Qué mecanismos se tiene en su país para evitar la fuga de capitales, la gestión del presidente Correa qué hizo al respecto?
El gobierno del presidente Rafael Correa impulsó, desde el primer día que asumió el poder, acciones relacionadas con este tema. Una de ellas es la lucha contra la evasión tributaria, la lucha contra este mecanismo que han tratado de utilizar en los paraísos fiscales.
Por lo tanto, creo que no basta un país con un gobierno que está llevando adelante esta lucha, sino que se requiere un punto de apoyo de los gobiernos, de los países en vías de desarrollo, inclusive este tema se aspira a que sea debatido en la próxima Asamblea de las Naciones Unidas a realizarse el mes de septiembre, oportunidad en que se pueda debatir este tema de los paraísos fiscales y se saquen conclusiones, y a su vez en los países del mundo puedan tomar conciencia de estos temas porque, en definitiva, los paraísos fiscales reciben dinero de mucha gente que cuenta con muchos recursos y pretende evadir los sistemas tributarios y dejar su dinero en esos paraísos fiscales.
Las Naciones Unidas está llamada a tomar una medida adecuada sobre este tema porque lamentablemente nuestros pueblos, en vías de desarrollo, son los más perjudicados.
Incluso el pronunciamiento de los presidentes es muy importante en esta materia.
¿Se investiga esta situación en su país? ¿Qué pasos se han dado al respecto?
En este momento tenemos tres comisiones legislativas que están investigando este tema: la Comisión Parlamentaria del Ecuador, la Comisión Parlamentaria de Bolivia y la Comisión Parlamentaria de Costa Rica. Sin embargo, lo más importante es saber cómo estos temas deben ser debatidos.
En ese sentido, el presidente Correa ha sido muy firme y estamos trabajando en todo el mundo, en especial donde tenemos acreditada una embajada, y encarar con los gobiernos e instituciones para ir buscando una alianza, sin descartar el debate con las personalidades y los medios de comunicación sobre estos temas. Eso es lo que estamos llevando adelante en nuestro país.
Tras el destape de los ‘Papeles de Panamá’, el presidente Correa propuso la celebración de una consulta popular para inhabilitar a políticos con bienes o capitales de cualquier naturaleza en paraísos fiscales, ¿Cómo marcha esta iniciativa, tiene respaldo, se ejecutará?
Bajo la dirección del presidente Correa se anunció que debemos tener un pacto ético y llevó adelante una consulta a la Corte Constitucional para realizar un referendo popular, por el que los dignatarios de Estado, en una eventualidad de que ganen las elecciones, cuales quiera que sea el resultado, en el lapso de un año puedan repatriar esos recursos a Ecuador, caso contrario estaría limitado a seguir ejerciendo su autoridad en una eventualidad de que se gane.
Por lo tanto, este pacto ético en Ecuador se llevará adelante a través de una consulta popular conjuntamente en las próximas elecciones generales.
Si gana el SÍ, tendrán que respetar lo que dice el soberano.
Señor embajador, algunos expertos afirman que el dinero que llega a los paraísos fiscales proviene de actividades ilícitas. ¿Qué nos puede decir sobre esto? 
En Ecuador se ha formado una Comisión Legislativa que está en proceso de investigación, a partir de lo que se conoció de los informes propiedad de la firma de abogados Mosak Fonsseca de Panamá. A partir de ello se ha investigado y buscado más información y oficialmente la Asamblea Nacional designa a la Comisión para que presente el informe final.
Consideramos que los paraísos fiscales protegen los recursos que pueden ser lícitos o ilícitos, pero moral y éticamente no es adecuado cuando un país dio la oportunidad de crecer. Sin embargo, que estas personas saquen estos recursos es inmoral.
Por eso la investigación se está llevando adelante en mi país a varias empresas que están inmersas en este tema que se ha debatido a nivel global y cómo enfrentar estos atracos que se cometen.
Los expertos aseguran que los Estados deben endurecer sus mecanismos de control para evitar la fuga de capitales, ¿se trabajará en ello?
Creo que en los países se deben generar normativas adecuadas para proteger efectivamente los recursos que han sido ganados en el propio país, los empresarios puedan tributar y así generar inversiones en los países donde hace faltan recursos, por eso creo que esta actividad es importante.
En el Ecuador se ha trabajado en esas normativas, pero se precisa afianzar mejor esas disposiciones para mejorar el control a través de las instancias adecuadas para que sea protegido y que si quieren sacar, que lo hagan, pero pagando los tributos que son los adecuados.
Por eso considero importante tejer una alianza entre los Estados con la sociedad para generar mecanismos más adecuados de protección para que los recursos no salgan fácilmente, porque lamentablemente el criterio de los empresarios es que ellos pueden hacer lo que les parece más conveniente. “Con mi plata puedo hacer lo que me da la gana”, dicen. A veces hay ese tipo de manifestaciones que parecen un poco inmoral, inclusive cuando se habla de alguna gente que pretende atraer inversiones, pero muchas veces esa misma persona, que pregona eso, sigue sacando su dinero a los paraísos fiscales.
Entonces es un asunto contradictorio, por eso consideramos que es importante generar normativas internacionales, y Naciones Unidas, considero, debe ser la instancia que debe asumir un rol protagónico para ver cómo enfrentar estos temas, por eso es que el presidente Correa propuso que en la próxima Asamblea de esta organización mundial se discuta este tema y que se adopten las normas más adecuadas en cada uno de los países frente a estos temas.
Para eso, las comisiones legislativas que están investigando tengan un insumo para que en cada uno de los países se asuman acciones destinadas a efectuar controles necesarios de protección y se controle la fuga de estos capitales.
Se ha establecido que el dinero que fuga a los paraísos fiscales fácilmente puede ser reinvertido  en bienes sociales como la salud y educación, en especial en países atrasados ¿Cuál su criterio?
Efectivamente hace mucho daño (la fuga de capitales) porque con todos esos recursos que están en los paraísos fiscales, tranquilamente podrían resolver la pobreza y miseria que está inmersa y que afecta a cerca de 32 millones de personas que viven en América Latina.
Con esos recursos se pueden generar muchas actividades con el fin de ir combatiendo la pobreza. Este es un tema que, efectivamente, afecta a cada uno de los países, por lo tanto, creo que es necesario que las organizaciones sociales, los líderes, los economistas e intelectuales empiecen a debatir sobre el tema de los paraísos fiscales, pero al mismo tiempo aportar para que estas personas que tienen mucho dinero no abusen y saquen esos recursos en perjuicio de los países.
¿Cómo ve la experiencia en Bolivia sobre la investigación que se lleva adelante sobre los paraísos fiscales en la Asamblea Legislativa?
Esa medida es una acción muy adecuada, esperemos que esa investigación pueda generar estrategias de cómo enfrentar estos temas y generar, como decía, normativas más adecuadas para que no se juegue con los recursos económicos que fugan a los paraísos fiscales.
¿Qué le parece la propuesta de sancionar a las personas que sacaron capitales a los paraísos fiscales y recuperar esos recursos?
Creo que el Estado tiene la obligación de tomar medidas para que esos recursos sean repatriados, por eso en Ecuador la consulta popular deberá definir que el próximo gobernante tiene un año para repatriar esos recursos, y considero que son medidas más precisas con las que se puede enfrentar, y se respete la decisión del soberano, que es el pueblo.
En ese sentido, en cada país se deben implementar mecanismos pertinentes que parten de la realidad de cada uno de los Estados.
Por eso que cuando sale a la luz el tema de los paraísos fiscales debe contar con involucramiento de toda la población a fin de que este tema no se pierda. Esto motivó en Ecuador a realizar una investigación que es importante, en especial cuando estos temas son abordados en los foros internacionales, para que los países sean tomados como ejemplo para que se investiguen y se asuman medidas en todos los países.
Señor embajador, ¿este tema deberá convertirse en política de Estado para evitar la fuga de capitales?
Creo que debiera ser una política de Estado para que no abusen de los recursos de un Estado, donde el dueño de una empresa no saque tan fácilmente su dinero y lo lleve a los paraísos fiscales porque esto no afecta solo a los gobiernos de izquierda, esto afecta a todo el mundo, por lo tanto considero que la propia OEA debiera tomar alguna medida, al igual que las Naciones Unidas.