El Pocholo muestra la cara de su intérprete: se viene un disco y una ‘peli’

Foto: Jorge Mamani.
Guery Sandóval del Carpio (El Pocholo) / Actor y comediante.

Por:Diego Ponce de León Murillo

Guery Sandóval es un actor, comediante y cineasta cochabambino que nació en 1971 y representa una de las parodias más cercanas a la realidad boliviana: el pocholeo.

"Mis hijas, Camilita y Belén, son el motor de mi vida, la mayor motivación, creo que sin ellas no encontraría un sentido de seguir viviendo”.

“Estoy trabajando en un disquito muy caseramente en mi casa con amigos con los que hice música por muchos años y quiero mostrarlo a la gente”.

 

¿Quién es Guery Sandóval? 
No sé cómo podría describirme, puedo ser una persona tranquila, serena y transparente pero puedo estar cometiendo una egomentira, sin embargo creo que mi personalidad va por alguien que se impacta mucho por la vida y que tiene muchas ganas de hacer lo que le apasiona: arte, música, canto, composición y subir al escenario. Una persona comprometida con tratar de sonreír cada día.
Uno de mis retos es tratar de encontrar una novedad en el día, un nuevo paisaje, una canción. Soy amante de mi familia, mis hijas, mi esposa y mi madre lo son todo. Tengo muchas damitas hermosas que proteger al ser el único hombrecito de la casa.

¿Qué gustitos tiene? 
Me gusta la comida criolla, especialmente los picantes, el chairo carnavalero, el picante mixto.
De bebidas me gusta un buen whisky, también una chichita o garapiña o un buen roncito puro con su hielito como lo toman en Cuba.
Me encanta la Angostura, el Valle Alto en Cochabamba, me encanta Potosí, más que todo Tupiza.

¿Qué proyecto trae entre manos? 
Ahurita estoy enfocado en los 21 años de carrera en el rubro. Hubo muchas cosas buenas y malas, al final estoy muy agradecido con ello.
Estoy trabajando en un disquito muy caseramente en mi casa con  amigos con los que hice música por muchos años y quiero mostrarlo a la gente, espero que en noviembre o diciembre. Se va a llamar Blues, cámara, canción. Es un disco con 10 canciones, cinco son blues, hay una cuequita y una chacarera más, y un par de canciones para que no digan que no soy ni rockero ni folklorista le estoy metiendo de todo. No tiene pretensiones económicas, ya lo había hecho antes con la música, ahora no la tengo, solo quiero aportar a la discografía nacional con mi granito de arena. Será fácil conseguirlo (para la gente) y también baratito.

¿Y sobre el cine? 
Otro proyecto es una película que me da vuelta la cabeza hace dos años, no ha sido trabajado con presiones externas como fue la película “El Pocholo y la marida”, el guión ya está listo. Me he tomado mi tiempo y he tenido una libertad espiritual y artística para hacerla. Es una comedia negra escrita para Potosí y ahora estoy en el proceso de tocar puertas. Primero lo haré aquí y luego en Potosí donde es el ojo de la tormenta y veremos lo que sucede.

¿Cuál es su principal motivación? 
Mis hijas, Camilita y Belén, son el motor de mi vida, la mayor motivación, creo que sin ellas no encontraría un sentido de seguir viviendo, son esenciales en mi vida y me empujan a seguir mejorando cada vez más. Trato de darles un tipo mejor, un padre mejor. Trato de pasar el tiempo que ellas requieran conmigo porque ellas son pequeñitas ahora y sé que con el tiempo eso va cambiando.

¿Cómo nació el Pocholo? 
En 1998 nació el Pocholo con una rutina cómica que estaba extractada de “Matrimonios y algo más”, en el que se parodió a las labores estándar de una pareja, entonces nos preguntamos ¿qué pasaría si se vuelca? Esto hizo que la gente no solo riera sino que incluso se acomodara diferente en sus asientos, creo que tocamos un nervio en la gente, yo sentía algo. No es la primera vez que pasó esto, varios personajes lo hicieron antes pero creo que lo que lo hace diferente es la agrupación ficticia “Gorrioncillo pecho amarillo”.