micrófono en mano, cholitas se abren paso en los medios

Cambio
Roxana Mallea durante la cobertura a un evento realizado en Washington, Estados Unidos

 

(Cambio).- Roxana Mallea estaba estudiando Enfermería el año 2006, cuando la invitaron a participar en un casting para presentadora en el canal Virgen de Copacabana (CVC). Su vida cambió cuando fue elegida para dar las noticias en dicha televisora. 

“Yo no conocía nada de comunicación o periodismo, pero a medida que fui aprendiendo me gustó y por eso decidí dejar Enfermería y me puse como meta ser la mejor periodista y presentadora, sin dejar de lado mi vestimenta”, contó. 

Mallea empezó así a dar sus primeros pasos y pronto comenzó a salir, micrófono en mano y con su camarógrafo, en busca de historias de ciudadanos alteños para presentarlas en el formato de microrreportajes en el noticiero de CVC Noticias, el que también conducía. 

Ella es parte del 26 por ciento de mujeres que trabaja en medios de comunicación, ya sea en radio, prensa o televisión, según un estudio de la Coordinadora de la Mujer, en el marco de la iniciativa ‘Otra Comunicación Es Posible’.

Sin embargo, el mérito de mujeres como Roxana es que se hicieron un lugar en el periodismo sin cambiar su vestimenta tradicional: la pollera, pese a la discriminación que pudieron sufrir.

No quiere hablar de discriminación, pero señala que no fue fácil ingresar a un medio periodístico, sobre todo porque los compañeros del medio, fuentes y directivos de los medios la acepten por su capacidad y no por su apariencia. 

Mallea contó que en los dos medios en los que le tocó trabajar, CVC y Bolivia TV, fue ascendiendo por mérito propio, demostrando que es una mujer capaz para el periodismo. Fue así que en el canal estatal logró los mayores reconocimientos y logros en su carrera, por ejemplo viajar al exterior a la cobertura de eventos internacionales, como la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), donde se desenvolvió con soltura y concitó la atención de los profesionales al hacer gala de profesionalismo como periodista. 

La cholita de la BBC
Con un hablar pausado y una entonación melodiosa, así es como Norma Barrancos Leyva presenta las noticias en el programa que conduce junto con Horacio Martínez: ‘El pueblo es noticia’. Antes esa misma voz se escuchaba en los programas de radio San Gabriel, medio que la acogió y la catapultó hasta la BBC Mundo.

Esta mujer de pollera siempre se planteó la meta de trabajar en periodismo, por ello ingresó a la facultad  de Ciencias Sociales para estudiar

Comunicación Social.
Norma destaca que gracias a su trabajo como periodista de la radio San Gabriel se ganó una beca para capacitarse en la BBC Mundo, en Londres, donde aprendió técnicas para redactar sus notas, además de nutrirse de las nuevas técnicas y aplicación de las tecnologías. 

“Para mí es un orgullo haber llegado a cumplir ese logró, representando a la mujer boliviana y a la mujer de pollera en especial, es un orgullo llevar esta vestimenta porque representa mi raíz aymara, de donde vengo”, señala.

Periodista rural
Vilma Villca empezó su carrera en los medios también en el canal Virgen de Copacabana (CVC), como locutora en 2006, pero no fue hasta que llegó a la radio Puerto Acosta, de la población lacustre de igual nombre, donde aprendió el oficio de ser periodista. 

Vilma recuerda que un día, el director de la radioemisora le entregó una grabadora reportera de casete y le pidió que haga la cobertura de una reunión en la que participaban las autoridades comunales. 

Temerosa porque no sabía cómo encarar la entrevista con el principal dirigente comunal, “se lanzó a la piscina” y lo hizo bien, pues a partir de esa experiencia asumió el cargo de periodista del medio para el cual trabajaba. 

Villca fue ganando experiencia poco a poco, hasta que decidió venir a El Alto, donde Roberto Quispe, más conocido como ‘jilata’, periodista de radio Erbol, la ayudó a ingresar a este medio. 

Vilma recuerda que no fue fácil para ella entrar a trabajar a la radio como personal estable y que cinco años estuvo cosechando logros y mostrando su capacidad. 

En 2015 se realizó una asamblea de las radios aymaras afiliadas a la red Erbol, donde fue elegida Coordinadora de la Red Aymara. 

Vilma no se conforma con estos logros, pues quiere incursionar en otros proyectos y promocionar la comunicación en aymara.