El Congreso de España rechaza a Rajoy

Foto: Cambio
El presidente de España, Mariano Rajoy.

 

(RT).- El Congreso de los Diputados rechazó ayer, por segunda vez, la investidura del candidato del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, a la Presidencia del Gobierno, al no haber conseguido la mayoría simple: más votos a favor que en contra. 

Así, el voto de los diputados permaneció inalterable frente a la primera votación celebrada el pasado miércoles. El presidente del Gobierno en funciones consiguió 170 apoyos (los 137 de su partido, 32 de Ciudadanos y 1 de Coalición Canaria) y, de nuevo, el resto de formaciones con representación en la Cámara votaron en contra, sumando 180 “noes”: PSOE (85), Unidos Podemos (71), ERC (9), CDC (8), EAJ-PNV (5) y EH Bildu (2).

Para esta segunda votación, Rajoy ya no necesitaba mayoría absoluta (176 votos), como requiere la primera, sino que le bastaba con reunir más votos a favor que en contra. Por tanto, podría haber sido investido presidente con mayoría simple (11 abstenciones) pero, finalmente, no hubo sorpresas y los grupos parlamentarios tumbaron la propuesta de Rajoy.

¿Qué sucederá?
Comienzan a correr los plazos que marca la Constitución española, que establece en el artículo 99.4 que si un candidato no logra la confianza del Congreso tras la segunda votación, “se tramitarán sucesivas propuestas” aplicando el mismo procedimiento. Es decir, el rey Felipe VI tendrá que volver a consultar a los representantes designados por los partidos políticos con representación parlamentaria y propondrá, en caso de que lo haya, un candidato a la Presidencia del Gobierno, que deberá someterse a un nuevo proceso de investidura en la Cámara. 

Sin embargo, la Constitución establece que si transcurridos dos meses a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiese obtenido la confianza del Congreso, el Rey tendrá que disolver ambas Cámaras - Congreso y Senado - y convocar nuevas elecciones con el refrendo del presidente del Congreso.