Venezuela muestra pruebas del intento de golpe de Estado

Foto: AFP
Un grupo de jóvenes de la derecha frente a la policía venezolana.

 

(Sputnik.-) El ministro de Interior, Justicia y Paz de Venezuela, Néstor Reverol, presentó ante el cuerpo diplomático acreditado en el país sudamericano, pruebas de un supuesto golpe de Estado que estaba previsto junto con las marchas opositoras del 1 de septiembre.

“Es necesario que estén informados de estas nuevas formas de amenaza de terrorismo (…) donde nosotros tenemos que desplegar todas las iniciativas que sean necesarias para combatir actos terroristas en nuestro país”, señaló el Ministro. 
Reverol informó a los diplomáticos que el Gobierno logró neutralizar el plan “terrorista”.

El funcionario venezolano señaló a la prensa que en una profunda investigación se localizaron armas de guerra, municiones de diferentes calibres, prendas militares y un fusil 556, que se presume, serían utilizados para provocar un golpe de Estado. 

“Se localizaron… armas de guerra, municiones de diferentes calibres y prendas militares, un fusil 556, para uso de francotiradores de alta precisión, con un alcance de 1.500 metros…, lo que nos lleva a presumir que iba a ser utilizado para asesinatos selectivos en la concentración del primero de septiembre… para provocar un golpe de Estado, como lo hicieron en otros países”, dijo el Ministro. 

De acuerdo a Reverol, esas armas fueron incautadas en campamentos improvisados, conocidos como “cambuches”, en los que había evidencia de presencia de grupos paramilitares.

El operativo fue resultado de una investigación del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), que comenzó con el traslado a una prisión común del exalcalde Daniel Ceballo, del municipio San Cristóbal en Táchira (oeste), a quien le fue suspendido el arresto domiciliario por denuncias de posible fuga, según el ministro.

En poder de Ceballos se encontró un dispositivo de almacenamiento en el cual, según indicó el ministro Reverol, se detallaba un plan golpista y la ubicación de grupos paramilitares en las adyacencias del palacio de Gobierno. Reverol informó en un mensaje transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión, que en el dispositivo de memoria se encontró un archivo denominado “1-S”, que contenía un mapa geográfico de Caracas y especificaba las responsabilidades directas que tendría cada uno de los implicados en el plan.