Lidia Chávez revela algunos secretos de su personalidad

Fotos: Jorge Mamani
Lidia Chávez, presentadora del programa "En directo" de BTV.

Por: Diego Ponce de León Murillo

 

"Representar a Bolivia como mujer de pollera y transmitir las cosas que nuestros hermanos hacen en el extranjero es un logro único”.

"Agradezco a Dios por cada día que pasa y ver a mis hijos sanos, verme realizada en mi trabajo, ver mis victorias”.

Lidia Chávez nació el 12 de diciembre de 1979 en la ciudad de La Paz, fue elegida cholita alteña a los 17 años y un año después fue reina del folklore, lo que le abrió las puertas para trabajar en la televisión. Después estudió Comunicación Social en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). Ahora es madre de dos niños y se siente dichosa de tener una familia y un trabajo que disfruta.

¿Cómo inicias el día antes de salir al aire? 
Me levanto a las seis de la mañana y preparó el desayuno para mi hija Alba (11 años), además de atender a mi hijo Brandon (9 meses), luego preparo mi ropa y me alisto para ir al programa.
La mayoría de las veces, dejo el almuerzo cocinado, aunque alguna de ellas dejo un encargo para que se prepare o lo compro de otro lugar. A las 10.00 me presento en el canal.
Trato de almorzar siempre con mis hijos, cuando no lo hago me siento algo frustrada porque pierdo un tiempo para compartir con ellos; el tiempo del almuerzo es sagrado para mí. Posterior a ello, trato de pasar tiempo con mi hijo y con mi niña para hacer tareas o ayudarla en sus actividades del colegio.

¿cómo iniciaste tu carrera en tv?
Salí cholita alteña a los 17 años (uno de los deseos de mi padre), al año siguiente fui reina del folklore, desde ese momento se inicia mi carrera profesional, cuando aún estaba en colegio. La primera experiencia fue en canal 24, cuando estaba a cargo José Luis Paredes, posteriormente fue en el canal universitario y luego volví al canal 24 en el primer programa folklórico (del país) ‘Raíces’. Después pasé a RTP para proponer otro programa folklórico, estuve como 11 años; llegué a TVB, inicialmente con una propuesta cultural, pero ahora estoy con la revista. En todos esos años también trabajé en radio Patria Nueva, en el periódico e inclusive como modelo de varias empresas que también me ayudaron a aprender de distintas experiencias.
¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo? 
Trabajar en la televisión y en la radio es mágico porque se genera un tipo de comunicación más íntimo. En la radio es la lejanía, comunicarse sin conocerse y expresar tanto a lo lejos. La televisión es un poco distinto, pero al estar compartiendo tanto dentro del país como en el extranjero, te da más terreno, obtienes mayor experiencia. Una mujer de pollera da mucho orgullo. 
Me encanta que las cosas se renueven en mi vida, es lo que hace que nuestra vida no se vuelva monótona y aburrida, aprendo mucho de las personas que a diario trabajan conmigo, es mi pasión, me gusta mi trabajo. Lo feo es salir de viaje y dejar a mis hijos, pero es necesario hacerlo. Siempre es una difícil decisión.
¿Qué es lo que más te gusta? 
Soy una mujer de muchos gustos, me gusta desde un conejo estirado hasta un apthapi, de lo más exótico a lo más tradicional. De beber me gustan los jugos, licuados, hervidos, no soy de mucha gaseosa. Soy de las que busca distintos lugares, por eso me gusta viajar, pero dentro del país porque es un paraíso, hay tanta variedad que estoy a gusto aquí. Me gusta ir al cine, ahora voy mucho por pedido de mi hija. Las películas que más me gustan son las de historias bíblicas y cristianas.
¿Qué planes tienes para el futuro? 
Volver a la radio, pero de momento hay muchos proyectos en la televisión, estoy concentrada en ello.