“A los 82 años uno tiene que empezar a cerrar el boliche”

Democracia Directa
Iván Guzmán de Rojas, en su domicilio convertido en museo dedicado a las obras de su padre Cecilio Guzmán de Rojas.

Guzmán de Rojas implementó un sistema informático electoral, en 1991. Desarrolló el Sistema Atamiri, un software que permite realizar la traducción entre varios idiomas de forma simultánea en base al aymará.

Gonzalo Pérez Bejar

La casa de Iván Guzmán de Rojas es prácticamente un museo. Lo forjó con el paso de los años en honor a su padre, el eximio pintor potosino Cecilio Guzmán de Rojas,
Cuadros y muebles de siglos pasados, muy bien conservados, completan el lugar, junto con cuadros de su señor padre, que son mudos testigos del paso de los años.
Don Iván dejó el anonimato el 16 de agosto, cuando el Tribunal Supremo Electoral (TSE) le entregó un reconocimiento por su aporte al sistema democrático boliviano.
Con sus 82 años, el licenciado en Ingeniería Industrial recordó con prolijidad su contribución a la ciencia desde el lugar que le tocó jugar como profesional y, luego, como vocal y presidente de la entonces Corte Nacional Electoral (hoy Tribunal Supremo Electoral).
Como profesional, recordó que fue el creador del ‘Sistema Atamiri-MT’, que fue el primer traductor multilingüe, basado en la estructura sintáctica de la lengua aymara, logró tener éxito y se utilizó en oficinas del Canal de Panamá, donde hizo traducciones del inglés al español con motivo de la transferencia de dicho canal.
“Prestó servicios muy importantes este sistema”, hasta que la empresa Wang quebró y se vio forzado a realizar una migración muy costosa por el trabajo de programación.
A ello se sumó que el sistema precisaba de más léxicos de terminología técnica, porque los usuarios de empresas grandes tenían interés. “Eso cuesta mucho dinero”, dijo. Precisamente, esa fue una de las causas para que en la actualidad el traductor quede en el olvido.
CORTE NACIONAL ELECTORAL 
En otra parte de la conversación, Guzmán de Rojas recordó los días como vocal de la ex Corte Nacional Electoral, cuando fue el gestor del programa Regina (Registro Nacional), sistema informático que a la fecha es utilizado por las actuales autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Este nuevo sistema tuvo también la contribución de su hijo Marcel, quien también es programador y fue quien diseñó un sistema operativo para Windows.
“El programa actualmente lo usan en Guatemala y Ecuador”, indicó Guzmán de Rojas y enfatizó que Bolivia se ha convertido en exportadora de tecnología informática.
Entre las críticas que tiene sobre la realidad nacional apunta a la corrupción, además destaca cómo el caso del Fondo Indígena le hizo daño a un sector que consideró un pilar importante para el desarrollo del país. El otro tema es de la contaminación ambiental.
El tiempo está a cuesta, pero don Iván, quien está aquejado por la enfermedad del Parkinson (un tipo de trastorno del movimiento), que la contrajo tras la muerte de su señora esposa, la destacada escritora y profesora Gladys Dávalos, aún tiene ideas en la cabeza por plasmar.
“A los 82 años uno tiene que empezar a cerrar el boliche, hay que saber dar por concluida una etapa de la vida con un buen cierre de actividades y pensando en algunas publicaciones que quisiera hacer”, expresó.
 

Biografía

Iván Guzmán de Rojas nació en la ciudad de La Paz, el 30 de marzo de 1934. 
Sus estudios iniciales los hizo en el Instituto Americano de la ciudad de La Paz, concluyendo con el bachillerato en 1952.
Estudió en la Carrera de Ingeniería Industrial de la Universidad Mayor de San Andrés.
Su especialidad la hizo en Alemania donde profundizó sus conocimientos en física teórica, matemática aplicada a la física aplicada.