Los Donkeys: un reencuentro con el mejor rock de la historia

Foto: cortesía de Ramiro Daza
Los integrantes de Los Donkeys.

Los Donkeys es un banda de música rock que se formó en la ciudad de La Paz el año 1967. Luis Rivero y Ángelo Di Blasi, exintegrantes del conjunto  ‘Los Vándalos’ de la ciudad de Santa Cruz, llegaron a La Paz para crear un grupo nuevo. Ramiro Belmonte y Mario Fernández exintegrantes de ‘Los FireHearts’ llegaron a formar parte del conjunto y fusionaron ideas y ritmos que marcarían una época en la música.
En la actualidad, la banda está conformada por uno de los fundadores, Mario Fernández,  (voz - segunda guitarra), Epy Colque (voz - primera guitarra), Mario Acebedo (voz - bajo eléctrico), Boris Rodríguez (batería).
Hoy, Los Donkeys se presentarán con lo mejor de su repertorio en el Cine Teatro 6 de Agosto, a las 19.30.

¿qué clase de música hacen los Donkeys? 
Nosotros hacemos rock clásico de antes, revolucionamos lo que era la moda, vestimenta y pinta. Las composiciones de la banda también influenciaron mucho en nuestra generación. Fuimos influenciados por la música de afuera, sobre todo por la inglesa. Imitábamos a algunos grupos de antes, inclusive en conciertos, tradujimos letras, otras veces las interpretamos en su versión original.
Una de las motivaciones más importantes fue las mujeres, eran el punto de partida de toda inspiración para componer temas.

¿qué influenció en su música?
La era hippie y la vanguardia influenciaron mucho en nosotros. La filosofía que nosotros profesábamos antes era por circunstancias de aquella época en la que afloraba la rebeldía. Ahora que los años pasaron, todos tenemos una familia y ahora estamos en función de los hijos, nietos; vemos la vida de manera diferente.

¿qué producciones lograron? 
Unos 10 discos de vinilo grabados, canciones propias y canciones de otros grupos respecto a producción musical. Algunas de las canciones más representativas que tocamos fueron: Dulcemente, Señorita Grandeza, El Pobre y Luis XV, entre otras.
La precisión con la que uno tenía que grabar era muy fina, por lo que se tardaba bastante y uno permanecía hasta tres días en estudio, era muy distinto de lo que ahora permite la tecnología. 

¿Cómo se sienten en escenario y con el público? 
El ser músico y artista lleva el goce hasta la tumba, es una emoción muy grande, lo máximo que podemos tener es esa expresión emotiva.
Nosotros ya bordeamos los 50 años de hacer música y tenemos mucha experiencia en ello. El transcurso de los años nos demostró que el público también disfrutó mucho, a tal punto que recuerdan que en alguno de los conciertos conocieron a la persona que es actualmente su pareja.

¿alguna anécdota memorable? 
Participamos en un festival el año 1968 en Cochabamba, surgió el regionalismo y la gente alucinó con la canción que tocamos pero no nos dieron el primer premio, se lo dieron a una banda local y en la entrega de premios hubo un incidente.
La gente nos esperó en El Prado de la Llajta y se desató una gran pelea que hasta el día de hoy recordamos.

¿qué sorpresa se viene? 
Esperamos poder grabar un nuevo disco con los mejores temas que tenemos y probablemente empezar a producir nuevos temas.

"Antes, la gente mayor nos discriminaba por las pintas que teníamos, eran más conservadores. Nosotros: los rebeldes”.

"La perseverancia es lo más importante para lograr resultados, siempre practicar y llevarlo a la grabadora, eso es lo que realmente funciona”.