Secreto: sopa de nariz de res AYUDA A producir LECHE

Carlos Barrios
Una mamá alimentando a su hijo.

 

Cristina Copa espera a su tercer hijo con preocupación, pues en las dos primeras oportunidades, sus hijos crecieron con leche de fórmula debido a que su organismo no logró producir el alimento. 
“Recuerdo que casi todo el dinero de mi casa era utilizado para comprar las latas de leche, ahora me tiene intranquila que se repita la situación porque ya me informé que la leche materna es más nutritiva”, lamentó la entrevistada. 
En su desesperación, contactó a naturistas que le recomendaron algunos productos para la producción del alimento, es ahí donde le dieron el remedio secreto. 
“Desde tiempos pasados, las mujeres gestantes optaban por consumir sopa de nariz de vaca, en especial si eran madres primerizas, ese secreto fue transmitido de generación en generación y ahora mucha gente sabe que es un remedio confiable”, explicó el médico naturista Severo Quispe.

Receta 
El experto explicó que se debe cortar la nariz de la cabeza de la vaca y hacerla hervir en una olla por lo menos durante una hora, se le pueden agregar algunas verduras, como la cebolla y zanahoria, y un poco de sal. 
“Para mayor efectividad, la nariz debe ser negra, sin ninguna mancha, además es recomendable que sea de ternera, y es importante que se enjuague con agua, pero que no se intente lavar demasiado”, aseguró el naturista. 
Cristina Copa asegura que consumirá esta sopa por lo menos dos veces a la semana, ya que mucha gente le aseguró que la receta da buenos resultados; no obstante, deberá hallar una vendedora de confianza para que no le incrementen el precio. 
“Hay señoras que buscan la nariz precisamente porque están dando de lactar, por eso la nariz es vendida rápidamente porque la vaca tarda en crecer y solo tiene una nariz, además otra gente que compra toda la cabeza prefiere que esté completa, incluyendo la nariz”, comentó Martha Suxo, vendedora de carne en el mercado Lanza de la ciudad de La Paz.

Respaldo científico 
“La alimentación ayuda, en nuestro país tenemos muchos alimentos andinos buenísimos, eso puede facilitar la reposición del calcio. La sopa de nariz y los otros caldos le proporcionan calcio, proteínas y otros nutrientes que favorecen la producción de leche”, explicó la responsable de lactancia materna del Ministerio de Salud, Elizabeth Cañipa. 
En ese sentido, la experta afirmó que un aspecto importante para la producción de leche es que la mamá debe alimentarse mejor, se recomienda que agregue una ración y alimentos más naturales, de esa manera repondrá todos los nutrientes que pierde, pero también debe tomar bastante líquido. 
Ausencia de leche 
No obstante, Cañipa aseguró que fisiológicamente no debería haber ninguna madre que no produzca leche porque basta que haya un contacto con la boca del bebé a la aureola del seno para que dos hormonas empiecen a funcionar: la prolactina, que es la que produce la leche, y la oxitocina, que baja la leche. 
“Sin embargo, se evidenció que en muchos casos tienen otro tipo de problemas externos que afectan a su organismo para bloquear la producción de leche”, dijo.
Algunos de estos factores podrían ser los problemas familiares, laborales, económicos, la violencia, que deben ser atendidos por especialistas. 
“Todos estos problemas son más profundos en la madre porque se halla más sensible, ocurre que con estos conflictos produce una carga constante de adrenalina y esta hormona es la antagónica de la prolactina”, detalló el psicólogo Andrés Camacho. 
Para prevenir ello, los expertos recomiendan que la mamá mantenga la calma o realice prácticas de relajamiento. 
“La familia debe rodearla de amor y comprensión, no está demás hacerle algún tipo de masajes y reducir los momentos conflictivos en el hogar”, aconsejó Camacho. 
De no hacerlo, sería muy perjudicial tanto para la madre como para el bebé.
Pero no basta solo con la producción de leche, pues algunos problemas como los pezones agrietados también pueden ser un impedimento para que la madre no le dé su seno a su hijo. 
“La problemática de las grietas es debido a que la mamá no tiene una buena técnica de amamantamiento. Cuando no hay un buen agarre, el bebé lastima el pecho y ocasiona dolor que puede terminar en una mastitis”, dijo Cañipa. 
Si la madre presenta molestias, la misma leche tiene sustancias que le ayudarán a cicatrizar, pero si no hay cuidado, la condición empeora hasta que llega a la medicación.
“Las mamás con este problema deben acudir a un médico, no deben utilizar cremas ni tampoco deben lavar el pecho porque alrededor del seno tenemos las glándulas de Montgomery, que se encargan de lubricarlo, y el exceso de aseo hace que se reseque, produciendo esas grietas sumamente dolorosas”, dijo la experta. 
Beneficios de la     leche materna
Pese a estos conflictos, lo importante es promover la lactancia materna, dijo la responsable de Lactancia Materna, quien aseveró que existen al menos ocho razones para que la madre brinde este alimento. 
Reduce la probabilidad de alergias, ayuda al crecimiento físico, promueve el desarrollo intelectual, disminuye el riesgo de obesidad, reduce el riesgo de diabetes tipo 2, fortifica su seguridad, fortalece los lazos madre e hijo y evita la mortalidad por infecciones estomacales diarreas e infecciones respiratorias. 
Asimismo, aseguró que en la madre previene el cáncer de ovarios y de senos, ayuda a recuperar la figura y cuida la economía de la familia, pues cada lata de leche tiene un precio aproximado de Bs 80 a Bs 90 y el bebé consume una lata en cuatro días.