Adepcoca y Cofecay gestionan obras en salud y producción

Dirigentes de Cofecay y Adepcoca en plena reunión.
R Martinez

Gabriela Ramos / Cambio
Productores y población en general de los Yungas de La Paz se beneficiarán con la instalación de un hospital y de un centro de innovación agropecuaria, que son gestionados por dirigentes de la Asociación de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca) y el Consejo de Federaciones Campesinas de los Yungas de La Paz (Cofecay) ante el presidente Evo Morales.
El ejecutivo de Adepcoca, Franklin Gutiérrez, indicó que su sector solicitó el apoyo del Presidente para equipar el hospital cocalero que construyeron en la zona Villa Fátima.
Para ello requieren 15 millones de bolivianos y el presidente Morales les demandó la presentación de un proyecto para ejecutar el desembolso.
Gutiérrez indicó que los 33 mil afiliados al sector, así como pobladores de los Yungas contarán con un centro médico para atender su salud, o acudir por emergencias debidas a accidentes de tránsito y otros.
El dirigente destacó que el proyecto de construcción de infraestructura del nosocomio fue posible gracias a recursos desembolsados por el Gobierno, por lo que esperan que el hospital esté funcionando en un plazo de seis meses.
“Siempre hemos tenido el reclamo de tener un hospital que nos atienda a nosotros, para nuestro sector cocalero, es sabido que en Yungas los caminos son de difícil acceso y este hospital absuelve una gran demanda”, señaló.
Por su parte, el representante de Cofecay Eloy Mita señaló que se acordó con el Primer Mandatario la construcción de un centro de innovación productiva, que se dedicará a investigar las diferentes afecciones que merman la producción de coca y otros productos.
Mita indicó que esta obra demandará una inversión de 124 millones de bolivianos. Se prevé que se construya este centro en el municipio de Coroico, en un terreno de 18 hectáreas de superficie.
“Este proyecto beneficiará a los productores de cítricos, de café y de coca de la región para evitar enfermedades en su producción y para hacer el estudio de suelos y recuperación de tierras”, afirmó el dirigente.
Mita señaló que en la última cosecha los productores perdieron cerca de 50 por ciento de su producción debido a plagas que afectan a las plantaciones, sobre todo las de café.
Al margen, el Presidente se comprometió a construir dos unidades educativas nuevas que contarán con su respectivo tinglado, que demandarán un desembolso de cinco millones de bolivianos.