Indulto ya benefició a cerca de 4.500 reclusos

Cerca de 4.500 reos del sistema carcelario se beneficiaron con los decretos presidenciales de indulto y amnistía por razones humanitarias, que se pusieron en vigencia en el país desde 2013, informó ayer en la ciudad de Cochabamba el director general de Régimen Penitenciario, Jorge López.
La autoridad dependiente del Ministerio de Gobierno recordó que hasta 2015 fueron puestos en vigencia cuatro decretos para ese fin.
Eje central
Según López, la mayoría de los indultados y amnistiados estaba recluido en cárceles de los departamentos de Santa Cruz, La Paz y Cochabamba.
Detalló que mujeres que cumplían sentencias por la comisión de delitos y que formaban parte del 8 por ciento de la población penitenciaria nacional fueron las más beneficiadas con los indultos.
“La mayor parte de los casos por los que estaban condenados los indultados tenían relación con la vulneración de la Ley 1008 de Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, hasta hace poco, pero ahora estamos viendo cómo beneficiar a otros sectores”, agregó.
Las normas
Los decretos presidenciales de indulto y amnistía por razones humanitarias para reclusos en penales bolivianos comenzaron a ser lanzados desde el 18 de septiembre de 2013.
Las normas establecieron condiciones especiales para tener acceso a ellas, como que los solicitantes de los beneficios no estén bajo proceso o hayan sido condenados por asesinato, violación a niño, niña o adolescente.
El director general de Régimen Penitenciario recordó que tampoco se benefician los sentenciados por delitos contra la libertad sexual, traición a la Patria, espionaje, parricidio, secuestro, trata y tráfico de personas, terrorismo, robo agravado, contrabando y corrupción.