“Nuestra Constitución es participativa e incluyente”

Silvia Lazarte se siente orgullosa por haber participado en el proceso constituyente, que marcó un nuevo horizonte para el país.

Gonzalo Pérez Bejar 

La representatividad y participación de los sectores más amplios de la sociedad marcó la redacción de la nueva Constitución Política del Estado. Ésa fue la esencia de la Asamblea Constituyente y así trabajó a pesar de la oposición, que propició a algunos sectores que no dejaron trabajar.

Así lo recuerda con exactitud Silvia Lazarte, que tuvo la tarea de presidir el trabajo de la Asamblea Constituyente.

“Según los análisis y evaluaciones que hacen en los foros políticos, nuestra Constitución es más representativa, participativa e incluyente. De esa manera tengo el orgullo de haber participado en este proceso, a pesar de aquellos que no estaban de acuerdo con la Constitución”, afirmó.

Lazarte destacó que uno de los aspectos importantes de la nueva Constitución es la participación de las mujeres, que antes, por ejemplo, no podían ser propietarias de tierras y ahora tienen esa posibilidad.

Otro aspecto importante, en criterio de Lazarte, es la participación femenina en la política, que, si bien antes era del 30 por ciento, ahora llegó al 50 por ciento por lo menos en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

Además la mejora en los servicios de salud y educación; a lo que agregó la vertebración caminera, “ahora tenemos lindas carreteras, y sigue cumpliendo”.

CONSTITUYENTE DE 2006 

Con firmeza y orgullo agradeció a los constituyentes que la acompañaron en esos difíciles días posteriores a la complicada promulgación de la Ley de Convocatoria a la Asamblea Constituyente por el presidente Evo Morales, ante las posturas negativas que se expresaron desde el Parlamento, donde no había la mayoría necesaria para aprobar dicha convocatoria.

Pero una vez conformado el directorio todo se hizo por el bien de la patria. En referencia a las personas que la acompañaron en la directiva afirmó que “algunos no querían ni hablar, pero en el directorio siempre nos pusimos de acuerdo por el bien de nuestro país”.

En plena Asamblea, relató, se vieron en problemas cuando se dieron cuenta de que no contaban con un propio reglamento de debates, así que adoptaron el de la Cámara de Diputados. Pero ante los obstáculos que ponía la oposición se tuvo que demorar en el debate y elaboración del documento, por lo que se solicitó ampliación de cuatro meses hasta terminar la confección de la nueva Constitución.

“De esa manera yo estaba llevando a pedido de los compañeros para dar garantías. Como no había garantías en Sucre, nos estaban llevando al Chapare. Estaba listo y preparado. Nos hemos reunido en La Paz y a última hora la convocatoria era en Oruro”, rememoró.

Con pena recordó que no le querían proporcionar un lugar donde alojarse; a eso se suma el hecho de que amenazaron a las familias que le den cobijo porque quemarían la casa, como ocurrió cuando se enteraron que estaba en una casa de la cual salió apresurada y vio a pocos metros cómo la gente se estaba reuniendo. Quemaron la casa y ella salvó la vida.

PROBLEMAS 

Lamentó que al margen de las políticas implementadas el tema de la sequía preocupe a los agricultores de esa región del país.

“Hay apoyo a la agricultura, pero ahora tenemos, con tristeza, el clima, no está lloviendo, no hay cómo sembrar”, señaló con cierta amargura.

Otro de los problemas que no ha sido superado, desde su punto de vista, es el de la justicia, que debe ser cambiada desde la formación de los futuros abogados que van a las universidades, todo en beneficio de la gente humilde.