La historia de La Paz está ligada a los deslizamientos

Deslizamiento en Pampahasi, 1990.

Vigilante Vecinal

!El cerro se está cayendo! era el grito que escuchó Carlos dentro de su vivienda después de que alguien pateó su puerta el 9 de abril de 1996, fecha que no será olvidada por los vecinos de Cotahuma, ya que el cerro se vino abajo y enterró viviendas y a personas.

Como  ese  deslizamiento se registraron varios en la ciudad de La Paz en los últimos 40 años, ya que se reportaron unos 70 movimientos de tierra que dejaron a miles de familias sin hogar y sin sus pertenencias.

La Monografía de 69 deslizamientos acaecidos en la ciudad de La Paz, del ingeniero geólogo Héctor Macchiavelli Borjes, recoje los datos de los deslizamientos que se tienen en la ciudad desde la década de los años 70 del siglo pasado.

Los registros de movimientos de tierra en la sede de gobierno datan desde su fundación. Uno de los primeros de los cuales se tiene conocimiento es el ocurrido en 1582 —34 años después de la fundación— en la zona Llojeta, que por esa vez estaba deshabitada, según el estudio Detección de cambios de uso del suelo que modificaron la vulnerabilidad en el territorio urbano paceño, del geógrafo e investigador Javier Núñez Villalba.

Desde entonces se tuvieron al menos otros 14 siniestros de gravedad, enumera Núñez en su investigación: en 1837 fue Santa Bárbara, en 1906 le tocó a Obrajes, en 1972 fue Agua de la Vida, en 1983 el deslizamiento fue en Següencoma, en 1984 San Antonio, en 1985 Irpavi, en 1986 la zona de Kupini, en 1988 en Bella Vista, en 1990 fue Pampahasi, en 1998 el turno de Periférica, en 2008 se registró en Villa Salomé, 2009 y 2011 en Callapa.

El que mayor dolor causó fue el de 1996, cuando el cerro de Cotahuma sepultó varias viviendas. Hasta la fecha no se conoce con exactitud la cantidad de fallecidos, 13, 18 o 30, quienes aún permanecen sepultados, por lo que el lugar fue declarado camposanto y años después la Alcaldía paceña la convirtió en el parque Lakauta.

En el estudio realizado por Núñez se muestran fotografías satelitales y como crecieron los asentamientos en la ciudad, considerado uno de los factores que influyen en el deslizamiento.

En febrero de 2011, los vecinos de siete barrios del macrodistrito San Antonio vieron cómo la tierra bajo sus pies se movía, llevándose sus viviendas y pertenencias. Hasta ahora es conocido como el mayor desastre de este tipo, pues Callapa, Valle de las Flores, Cervecería y otros desaparecieron, aunque sin causar víctimas fatales.

En el caso de Callapa, del que se obtuvieron fotografías e imágenes satelitales desde 1930, se advierte que  para 1955 solo existía un sendero que llegaba hasta la parte superior de la zona, pero en 1987 el sector contaba ya con una vía transitable y sus primeros habitantes. 

La zona logra su mayor movimiento el año 2009, cuando se construye una escuela, un centro de salud, canchas y otras obras que generan mayor movimiento.

El mismo año se produce el primer deslizamiento, pero continúa la construcción de viviendas, hasta que en febrero de 2011 ocurre el llamado megadeslizamiento, que se convirtió en uno de los mayores desastres que afectaron a la población.

Solamente en el último año se registraron dos deslizamientos: uno en Jupapina y recientemente en la zona Niño Kollo, donde perdió la vida una persona y fueron afectadas cinco viviendas.

De acuerdo con el registro de ambos investigadores, siete de los ocho macrodistritos del municipio de La Paz tuvieron algún siniestro de este tipo, por lo que se hace necesario que se tomen medidas preventivas que permitan a la ciudadanía saber cómo actuar en caso de deslizamientos u otro tipo de desastres que se dan en la ciudad, como vemos, de manera continua.