La lucha e identidad indígena

El katarismo, de Javier Hurtado, es el estudio de la construcción del sujeto indígena-originario-campesino que posteriormente tomó el poder en Bolivia.
Esta construcción se da “desde el momento de la ruptura con el Estado nacionalista; de ruptura con la subordinación, primero con el MNR y luego con los militares, en los años 60, 70 y principios de 80”.
En su obra, Hurtado, quien nació en 1955 en la localidad de Irupana, provincia Sud Yungas, recupera la historia del movimiento indígena Katarista entre 1960 y 1982.
Analiza cómo surge el sindicalismo campesino con un discurso político propio fuera de las influencias del marxismo y de los partidos que decían representarlo.
“Hasta antes de la publicación del libro (1986) no se visibiliza el giro del movimiento campesino a través del Katarismo porque hasta entonces, producto de la Revolución del 52, el tema del campesino se absorbe en categorías marxistas como el proletariado, entonces este libro lo que hace es visibilizar el tema étnico, el tema indígena, el indio en el pensamiento político”, señala Amaru Villanueva, director del Centro de Investigaciones Sociales de la Vicepresidencia (CIS).
Señala que “sin duda el proceso actual que estamos viviendo es producto, en parte, del movimiento que ha tenido su origen en el Katarismo”.