Evo pide unidad para defender a los gobiernos progresistas

El presidente Evo Morales ingresa al salón del Campo Ferial Chuquiago Marka, donde se desarrolló el Encuentro Internacional de Movimientos Sociales.
Freddy Zarco

Gabriela Ramos / Cambio
En la jornada final del Encuentro Internacional de Movimientos Sociales "En defensa de los procesos de cambio, impedir el retorno de los neoliberales", el presidente Evo Morales demandó unidad de los pueblos para defender a los gobiernos progresistas y evitar que la derecha retorne a América Latina.
El evento, que tuvo lugar en el Campo Ferial Chuquiago Marka de La Paz, 500 delegados de movimientos sociales (300 de países de América Latina y 200 de Bolivia) analizaron la coyuntura actual de los gobiernos de izquierda en la región, así como las medidas a aplicar para evitar que el imperialismo vuelva a dominar el continente.
En su participación, el presidente Morales alertó sobre la situación política en Argentina, Venezuela y Brasil, y afirmó que “los movimientos sociales no podemos permitir que vuelvan los lacayos del imperialismo, del capitalismo, no podemos permitir que la derecha vuelva a Latinoamérica”.
Por ello demandó a los sectores sociales combatir el embate del neoliberalismo y del imperialismo, que nuevamente busca dividir a los pueblos de la región para volver a dominar políticamente y saquear las riquezas de los países.
El evento giró en torno al debate sobre la situación en Argentina, donde un gobierno de derecha, dirigido por Mauricio Macri, ya inició una persecución contra dirigentes de sectores sociales argentinos, de acuerdo a la denuncia de la líder María Josefina Adrover.
Morales remarcó la importancia de la unidad del los pueblos, pues la obligación es defender la Revolución Bolivariana de Venezuela, de Ecuador, las trasformaciones alcanzadas por Lula Da Silva en Brasil, y profundizadas con Dilma Rousseff, así como los logros de Néstor Kirchner y Cristina Fernández en Argentina.
El Primer Mandatario aseguró que mientras exista imperialismo, colonialismo y neoliberalismo en la región es preciso luchar para que en América Latina se propaguen los gobiernos progresistas.
Morales destacó la organización y visión de los movimientos sociales de Bolivia, que garantizan el triunfo del proceso de cambio y la estabilidad política a través de su Gobierno, y pidió a los sectores sociales de los países visitantes trabajar en propuestas.
Respaldo al progresismo
El debate en el Encuentro de Movimientos Sociales giró en torno a respaldar a los sectores progresistas en países como Argentina y Venezuela, donde partidos de derecha ganaron la presidencia y la mayoría en la Asamblea Legislativa, respectivamente.
Por ello los sectores sociales coincidieron en expresar su apoyo militante al pueblo de ambas naciones, además de plantear un férreo apoyo al presidente Evo Morales, a quien calificaron como líder de los movimientos progresistas de América Latina, explicó la representante de Juventudes Martín Fierro, María Laura Góngora Cordero
Asimismo, el foro expresó su respaldo a la determinación de sectores sociales de Bolivia, que promovieron la repostulación del presidente Evo Morales.
La demanda marítima también estuvo en el debate, y los delegados de los seis países participantes expresaron su pleno respaldo a la causa nacional, así como al anhelo argentino de que Inglaterra le devuelva las Malvinas.

Macri envió a la cárcel a primera presa política
La dirigenta social y comunicadora popular María Josefina Adrover denunció que a un mes y medio de gobierno, el presidente argentino, Mauricio Macri, apresó a la dirigenta del movimiento Tupac Amaru, Milagros Salas, pese a que es diputada del Parlasur.
Adrover también señaló que hasta el momento la administración de Macri ya despidió a 25 mil funcionarios.
Afirmó que el Gobierno argentino vulneró 100 derechos conquistados por sectores sociales y advirtió que lo mismo podría ocurrir en Venezuela debido al acecho de los partidos de derecha.
Demandó a los movimientos sociales de la Patria Grande proteger y apoyar a Evo Morales y luchar por recuperar los logros alcanzados por los gobiernos de izquierda en Argentina.