“Antofagasta fue efectivamente territorio de Bolivia”

APG
El periodista de Mega, Rodrigo Espinosa (de negro), entrevista al canciller David Choquehuanca, en Portezuelo.

Juan F. Cori Charca
Fue uno de los tres periodistas chilenos que le formuló una pregunta al canciller David Choquehuanca y quizás será la que más recordarán todos de la histórica visita que la comisión boliviana realizó a los puertos de Arica y Antofagasta, entre el 17 y 19 de julio.
Rodrigo Espinosa, periodista de Mega, formuló en los siguientes términos la pregunta: “Canciller, cuando bajamos de Portezuelo hubo un momento en el que se vio la costa maravillosa que hay acá (en Antofagasta), yo me pregunté ese momento: ¿qué estaría pasando por la cabeza de David Choquehuanca? No sé si usted podría confiarnos esa reflexión, considerando que éste fue efectivamente territorio de Bolivia”.
El Ministro respiró y dijo: “Yo no sé si los hermanos (al dirigirse a la comitiva) han vivido las mismas sensaciones, las mismas emociones. No se puede explicar. No hay palabras para explicar esos momentos”.
“Yo pensaba en un himno; ese momento, cuando yo veía, cantaba solito, si ustedes me permiten escuchar ese himno, nos paramos y cantamos, porque eso es lo que yo he hecho solito cuando miraba el mar. ¿Estamos de acuerdo?”, preguntó Choquehuanca y de forma casi espontánea todos los asistentes, incluidos los periodistas chilenos, se pusieron de pie y comenzaron a cantar...
“Entonemos la canción/ del mar, del mar, del mar/ que pronto nos llevará/ a la dicha y bienestar. / Levantemos nuestra voz por nuestro Litoral/ que pronto tendrá Bolivia/ otra vez su mar, su mar. / Antofagasta, tierra hermosa/ Tocopilla, Mejillones junto al mar, / con Cobija y Calama, / otra vez a la patria volverá. / Antofagasta, tierra hermosa/ Tocopilla, Mejillones junto al mar, / con Cobija y Calama, / otra vez a la patria volverá”.
“¡Viva Bolivia!”, gritó con fuerza el presidente del Senado, José Alberto Gonzales, quien fue una suerte de motivador en todo el viaje. “¡Que viva!”, respondieron todos a una sola voz.

La razón
Espinosa, de Santiago de Chile, contó a Democracia Directa, que pensó en la pregunta durante el recorrido del antepuerto de Portezuelo, ubicado a unos 35 kilómetros, al puerto de Antofagasta porque quedó maravillado con las olas que golpeaban la costa.
“Yo pensaba en ¿qué estaría pasando por la cabeza del Canciller? Yo tampoco soy de acá, soy de Santiago, entonces también al bajar vi, y oye !qué maravilloso¡, es muy bonito”, expresó.
Espinosa comentó que por el mar y la actividad minera, Antofagasta tiene el “mejor PIB per cápita de Chile”.
Señaló además que “todos sabemos que (el puerto) era de Bolivia, Antofagasta fue fundado por el gobierno boliviano”.
Sobre la invasión chilena de 1879, el periodista dijo que “reeditar esas cosas no ayudan, el lenguaje del conflicto no ayuda” y que “hay mucha gente que está de acuerdo con que esto se tiene que solucionar de alguna manera”.
De forma personal, considera que una solución a esta situación de enclaustramiento por el que atraviesan los bolivianos pasa porque Chile, Perú y Bolivia piensen en un proyecto en el Pacífico sur y que el tema de la soberanía marítima sea abordado.