El consumo de los hogares representa el 70,7% Del pib

ntre 2006 y 2015, el consumo en los hogares o el sector privado representó en promedio el 70,7% del Producto Interno Bruto (PIB). El dato se debe a las políticas sociales aplicadas por el Gobierno que permitieron impulsar el crecimiento de la economía del país.
Bases de la demanda interna
La información fue extraída de la web del Ministerio de Economía que señala que la demanda interna está conformada por el consumo y la inversión, lo cual fue potenciada y reactivada, a través de una serie de políticas y la participación activa del Estado en la economía.
“Así, al interior del consumo se observa que entre 2006 y 2015 el consumo en los hogares o en el sector privado representó en promedio el 70,7% del PIB y se constituyó en el principal determinante de la continua expansión de la demanda interna”, señala el reporte oficial difundido.
El 19 de abril, el ministro de Economía, Luis Arce, mencionó en las  Reuniones de Primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM), que se realizaron en Washington DC de los Estados Unidos (EEUU), que Bolivia continúa siendo el país con mayor crecimiento económico de la región gracias a la demanda interna y a la inversión pública. El Presupuesto General del Estado (PGE) 2016 proyecta que el crecimiento alcanzará el 5,01% y se presupuestó para inversión pública $us 8.200 millones.   
El crecimiento económico sostenido de la economía entre 2006 y 2015, que fue del 5% promedio, estuvo respaldado por el buen desempeño de la demanda interna. La evaluación es el resultado de la implementación de las políticas de redistribución del ingreso y los niveles récord de inversión pública que sustenta el Modelo Económico Social Comunitario Productivo (MESCP), implementado desde 2006.
Las políticas implementadas por la gestión el presidente Evo Morales se caracterizaron por las transferencias condicionadas, incrementos salariales por encima de las tasas de inflación, generación de empleos que lograron aumentos significativos en el poder adquisitivo de las familias, traducidas en un alza permanente de su consumo. Los indicadores económicos que respaldan este hecho están en las ventas menores de diferentes negocios como ser: restaurantes, supermercados, transporte aéreo de pasajeros y carga, venta de combustible para automotores y lubricantes, aparatos electrónicos o vehículos automotores. El informe denominado “10 Años de Economía Boliviana” del Ministerio de Economía indica que entre 2006 y 2014 la incidencia promedio de la demanda interna en el crecimiento fue de 5,6 puntos porcentuales (pp) mientras que entre 1999 y 2005, ésta fue de 1,1 pp.  Los datos sugieren que la demanda interna es el motor del crecimiento.  
Comportamiento de los sectores
Además, al primer trimestre de 2016, las ventas facturadas en restaurantes y supermercados sumaron $us 300 millones, lo cual es superior en cerca de 2% respecto de similar período de 2015 y 15,4% más que 2014.
A marzo de 2016, el valor de las ventas facturadas del transporte aéreo de pasajeros y carga ascendieron a $us 103 millones, superior en 15,5% al obtenido en similar período de 2015 de $us 89 millones y 25,6% más que 2014. Así, estos indicadores de demanda interna, principalmente de consumo privado, disponibles hasta marzo, señalan que la economía boliviana continúa en ascenso en 2016, siguiendo el buen desempeño experimentado en los últimos 10 años.
De igual forma, el sector de servicios básicos como electricidad, gas y agua continuó mostrando un sostenido crecimiento alcanzando 6,86% de enero a marzo, el mejor en cuatro años y se constituye en la tercera actividad de mayor expansión en la economía, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). El positivo desempeño de esta actividad, por tipo de servicio, se atribuye al importante aumento de la generación y consumo de energía eléctrica y agua potable. Los datos del INE revelan también que la actividad de transporte y almacenamiento registró un crecimiento del 5,7% en el primer trimestre de 2016, por encima de las tasas reportadas en 2014 y 2015. El dinamismo del transporte interdepartamental y el aéreo explicaron principalmente este comportamiento registrado.
La realidad económica del país cambió sustancialmente gracias a la aplicación del MESCP desde 2006.
A diferencia del período neoliberal, cuando se apostaba al desarrollo a partir de la demanda externa, desde 2006, el Modelo Económico actual cambió dicha dependencia y ahora el principal factor para el crecimiento económico es la demanda interna y el aporte de la inversión pública en proyectos estratégicos de industrialización, reiteró en varias ocasiones el ministro Arce. El PIB mide el crecimiento económico y es la suma de los valores monetarios de los bienes y servicios que son producidos por un país, durante un período, generalmente de un año. La demanda interna es el consumo de bienes y servicios por parte de los consumidores.