EXPLORACIÓN DEL ESPACIO LA MISIÓN JUNO QUIERE DESCIFRAR LOS GRANDES ENIGMAS DE JÚPITER

Con la llegada de la nave al planeta más gigante del sistema solar se quiere descubrir sus orígenes y composición.

AFP

La sonda espacial Juno comenzó a gi­rar en torno a Júpi­ter en una misión de 20 meses para conocer el origen del planeta más grande del sistema solar.

La llegada a la órbita de Júpiter fue un triunfo para el proyecto de la NASA, que espera desentra­ñar los misterios de este planeta “con esteroides” en el que todo es extremo, la atmósfera es tóxica y la radiación es mil veces mayor que el límite letal para un ser hu­mano, de acuerdo con el investi­gador principal Scott Bolton.

Misterios sobre Júpiter

Se cree que Júpiter, el planeta más grande de nuestro vecinda­rio cósmico, fue el primero que se formó en el sistema solar. Pero, ¿cómo se formó? Los cien­tíficos todavía no lo saben.

Como el Sol, se compone prin­cipalmente de hidrógeno y helio, por lo que puede haber absorbido la mayor parte del material que quedó tras la formación del Sol.

Lo que se espera descubrir

La misión pretende mirar más allá de las nubes de Júpiter por pri­mera vez para aprender más so­bre la atmósfera del planeta.

La cantidad de agua que tie­ne Júpiter es también un dato clave, pues va a decir a los cien­tíficos mucho acerca de cuándo y cómo se formó el planeta.

Bolton también dijo que Juno tratará de descubrir más lunas alrededor de Júpiter, además de las 67 que ya se sabe que tiene.

También intentará saber cómo se genera el intenso campo mag­nético del planeta y estudiar la formación de las auroras, las lu­ces en el cielo que se producen por la conjunción de la energía so­lar y las partículas eléctricas atra­padas en el campo magnético.

¿Cómo lo va a saber?

Midiendo la cantidad de agua y amoníaco en la atmósfera, la son­da puede determinar si el planeta tiene un núcleo sólido, “resolvien­do directamente el origen de este planeta gigante y en consecuencia del sistema solar”, dijo la NASA. También hará mapas de los cam­pos gravitacionales y magnéticos.

Juno lleva consigo nueve ins­trumentos científicos y también tiene una cámara que puede cap­turar imágenes y videos de Júpi­ter y sus lunas.

Riesgos de llegar tan cerca

El campo magnético es casi 20.000 veces más potente que el de la Tierra y está rodeado por un cin­turón de radiación intensa.

Esta radiación equivale a 100 millones de rayos X en el trans­curso de un año, de acuerdo con Heidi Becker, ingeniera especiali­zada en efectos de la radiación en el Jet Propulsión Laboratory de la NASA, en Pasadena, California.