“Chilenos instalaron sensores para detectar presencia boliviana en el Silala”

Archivo
Cnl. Johnny Mollinedo del Villar Comandante del Instituto Geográfico Militar (IGM).

La defensa de las aguas del Silala es un tema de Estado. Por ello, varias instituciones vinculadas con esta temática desempolvan las investigaciones realizadas para consolidar el planteamiento boliviano, en sentido de que esos recursos hídricos provienen de manantiales, que alimentan los bofedales ubicados en el cantón Quetena Chico, provincia de Sur Lípez, departamento de Potosí, Bolivia.
Los ojos de agua se encuentran a 4.417 metros sobre el nivel del mar, entre las faldas del cerro Inacaliri (5.689 m) y el cerro de Silala (5.703 m), en el extremo norte de la Reserva nacional de fauna andina Eduardo Avaroa.
Amparado en su tesis de que el Silala es un río internacional, el Gobierno chileno de Michelle Bachelet demandó a Bolivia en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).
Autoridades bolivianas consideraron liviana en lo jurídico la demanda chilena y ya se trabaja en la estructuración de la contrademanda que se presentará en el principal órgano judicial de las Naciones Unidas para hacer respetar los derechos sobre los manantiales.
En ese trabajo dará su aporte el Instituto Geográfico Militar (IGM), anticipó el coronel Johnny Mollinedo del Villar en declaraciones a Democracia Directa.
Coronel ¿cuál es el trabajo que realizó su institución sobre los manantiales del Silala?
Como institución cartográfica, del Estado Plurinacional de Bolivia, su misión es la elaboración cartográfica, en esa medida tenemos cubierto todo ese sector del Silala, con información cartográfica a escala 1:50.000. Posteriormente esto coordinando con el Viceministerio de Defensa se han venido planificando trabajos técnicos allá, donde el Instituto Geográfico Militar está participando con personal técnico para realizar los trabajos necesarios a fin de obtener la información deseada.
¿Qué dimensión tiene el lugar donde están trabajando?
El lugar donde estamos trabajando es de aproximadamente tres hectáreas, donde se van a desarrollar trabajos de topografía y contar con la información necesaria, además de todos los antecedentes que se tiene sobre las obras de arte (mampostería) y a las canalizaciones que existen en esa región.
Lo que nos interesa es conocer los canales que se realizaron en el lugar, desde hace muchos años. Ese trabajo está programado realizar en una primera fase.
¿La segunda fase en qué consiste?
Esta segunda fase se trabajará sobre una superficie de 80 kilómetros cuadrados para conocer las cualidades de esa zona, para que los técnicos de diferentes instituciones, que están trabajando sobre este tema, realicen sus estudios sobre el sector.
En otras palabras, el Instituto Geográfico Militar pondrá los puntos para el inicio de la investigación de otros técnicos que estarán obteniendo la información que se requiere.
En el trabajo que ha realizado ¿Se pudo establecer cuántos ojos de agua existen en esa región?
Según los informes que han proporcionado los técnicos que fueron a trabajar a esa región, se tiene aproximadamente a unos 92 ojos de agua, todos en territorio boliviano.
¿A cuántos kilómetros de la frontera se encuentran los ojos de agua del Silala?
Bueno, de acuerdo con la información obtenida, tenemos que los ojos de agua que se encuentran al norte están a 270 metros de la frontera con el vecino país; y los ojos de agua del Sur están a 1.800 metros de la frontera.
¿El puesto militar más cercano, a cuántos kilómetros se encuentra?
El informe que se tiene señala que el puesto militar de avanzada se encuentra a 1.130 metros de la frontera con la República de Chile, por supuesto con el objetivo de resguardar nuestros recursos naturales.
¿Cuál es al aporte científico que está realizando el Instituto Geográfico Militar?
El aporte científico que realiza es con toda la información necesaria sobre el lugar. En nuestro caso, lo que sirve es la información cartográfica que estamos realizando, para que lo utilicen los técnicos que van a trabajar en el tema.
¿Usted sabe cuántos estudios se han realizado en este tema?
Bueno, conozco de varios trabajos que se han realizado sobre este tema, elaborados por oficiales de nuestra institución en el curso de los años y se dedicaron a investigar sobre la temática. Muchos de los cuales contienen bastante información, inclusive histórica y técnica del Silala.
¿Cuál es la visión que tiene su institución sobre los recursos naturales que existen en esta región?
Es muy importante, porque deben saber que el elemento vital para el ser humano es el agua, y lo que debiéramos hacer los bolivianos es preservar este recurso líquido y usarlo en esa región, porque ese lugar es bastante árido y seco; deberíamos aprovechar al máximo y ¿qué es lo que ha pasado? que los que se aprovechan (de las aguas) son del vecino país.
Lo importante sería que Bolivia a través de la Corte Internacional de Justicia pueda hacer que el vecino país pague por el uso de estas aguas que es de propiedad del Estado Plurinacional de Bolivia.
¿Se hicieron mapas del lugar?
Así es, hicimos el mapa 1:50.000 y estamos en plena elaboración de la actualización de todo ese sector.
¿En su criterio, quiénes se benefician con las aguas de este manantial?
Está a la vista que los súbditos chilenos tras lograr una concesión para el uso, supuestamente en los ferrocarriles, diría una intensión bastante disfrazada, con otros intereses, han logrado que se les otorgue el uso de estas aguas. Quienes se benefician más, son los chilenos, con la elaboración de los canales que están a la vista y son identificables y que ingresando al territorio chileno, son unos ductos que llevan el agua a las plantas de tratamiento de estas aguas en instalaciones que tienen bastante resguardadas, incluso tienen dispositivos para detectar si hay ciudadanos bolivianos que se aproximan (todos estarían en territorio chileno); tienen alarmas para que los encargados de seguridad se presenten en el momento y averiguar que están haciendo. Tienen sensores en las cercanías y elevaciones.
¿La institución militar cuenta con el personal para realizar este tipo de trabajos?
Considero que si existe el personal, ahí están nuestros sismólogos, geofísicos, hidrólogos, muy conocedores de la temática, que en mi criterio sería un aporte importante para recuperar y sentar soberanía sobre nuestros recursos hídricos.
¿Cuál su aporte sobre esta problemática?
Sobre las aguas del Silala, nuestros vecinos quieren hacer creer que es un río de curso sucesivo, un río internacional. No es así, no es un río, son manantiales cuyas aguas emergen del subsuelo, son aguas resultado de los glaciales de hace miles de años atrás que emanan a la superficie, lo hacen en lo que se llaman bofedales.
Si en el caso no se hubiesen hecho las canalizaciones, por los súbditos chilenos, esas aguas, permanecerían en territorio boliviano; efectivamente existe un pequeño declive, pero el sector es permeable y arenoso, si bien el agua escurriría, volvería a introducirse al interior.
Ahora el agua de los bofedales llega a territorio chileno porque ciudadanos de ese país, hicieron obras de mampostería y canalización, con una dimensión aproximada de 20 por 40 centímetros (aproximadamente y van en aumento hasta la frontera), de no existir estos canales esas aguas no llegarían a territorio chileno y se quedarían en territorio boliviano, siendo absorbidos nuevamente y retornar a subsuelo.

Aguas que utilizaban las locomotoras pasó a las minas
Durante la construcción de la línea férrea entre Calama y Ollague (1884-1886), los encargados de la obra hicieron el reconocimiento del terreno y descubrieron los bofedales en territorio boliviano “con agua detenida en dos grupos” uno a 4.500 metros sobre el nivel del mas (msnm) y otro a 3.500 msnm.
Por solicitud efectuada en 1908 la empresa The Antofagasta (Chili) & Bolivia Railway Co. Ltd logra el permiso, de la Prefectura del Departamento de Potosí (21 de septiembre de 1908), para construir canales y disponer del agua para llevarla hasta Antofagasta.
De acuerdo con el libro El Mito del Silala del ingeniero Antonio Bazoberry (foto), “esta empresa construye bocatomas y canales de drenaje en el vicecantón Quetena, provincia de Sur Lípez del departamento de Potosí”. La concesión de aguas era exclusivamente para el llenado de los calderos de las locomotoras a vapor. 
Años más tarde, el FCAB invierte en la construcción de una línea férrea que conecte hasta el centro minero de Conchi Viejo, en la región salitrera y se distribuya agua a la población de Antofagasta.
En el mismo texto, el autor menciona que en 1912 la empresa Minera Chile Exploración Company (Chilex) precisaba de agua para los trabajos de movimientos de tierra y la explotación de yacimientos de cobre en Chuquicamata.