Festival apunta a transformar la educación

Una escena del cortometraje Transformando identidades.
Foto: CBDE

J.R.H  / Cambio

Lograr que las escuelas sean replicadoras de derechos humanos: ése es el propósito y mensaje al que llegó el encuentro y festival ¡Luces, cámara y educación!, realizado en La Paz y organizado por la  Clade, Unicef y otros.

La Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación  (Clade), junto con su filial en Bolivia y otras organizaciones, cerró ayer el festival de audiovisuales en la Cinemateca Boliviana. 

El evento llegó a la conclusión de que para frenar el racismo y la discriminación hay que trabajar en las unidades educativas en conjunto con las comunidades y la sociedad en general. “Hemos visto a través de los audiovisuales que la escuela es la replicadora de violencia. La lógica sería revertir esto, pero a la vez sensibilizar en las comunidades y en la sociedad”, dijo David Aruquipa, director de la Campaña Boliviana por el Derecho a la Educación (CBDE). 

“La despatriarcalización no es sólo un concepto o una política del Estado boliviano, es una política que debería ser adoptada por todos los países de la región latinoamericana”, agregó.

Las mismas situaciones de violencia y rechazo por orientación de género que se viven en Bolivia se repiten en países como Brasil, Colombia, México y otros. Los cortometrajes integrarán un paquete educativo para los colegios.