La inversión privada llegó a $us 1.700 millones en 2015

El Gobierno certificó que la inversión privada llegó a $us 1.700 millones en 2015, mientras que los empresarios privados de Bolivia aseguran que invirtieron $us 3.000 millones como se habían comprometido.
Los empresarios privados presentaron los documentos al Ministerio de Economía donde respaldan las inversiones que realizaron en 2015.
“Este año estamos cerrando, estimado, posiblemente sea mucho más, estamos cerrando con 1.700 millones de dólares de inversión privada, los empresarios juran y perjuran que han invertido 3.000 millones (...) nosotros tenemos certificado los 1.700 millones de dólares”, informó ayer el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera.
El 16 de diciembre pasado, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Fernando Cáceres declaró, “hemos cumplido con la meta de los $us 3.000 millones que el sector privado se comprometió, tanto en inversión nacional como extranjera, eso se ha cumplido”, afirmó.
El Vicepresidente detalló que los empresarios privados de Bolivia invirtieron $us 590 millones el año 2000, para 2005, la inversión del sector bajó a $us 496 millones.
Añadió que la inversión privada aumentó en volúmenes, sin embargo se redujo en porcentaje con relación al Producto Interno Bruto (PIB).
Explicó que la economía del país creció en mayor cantidad respecto de la inversión privada al pasar de $us 9.000 millones a $us 32.000 millones.
“La inversión privada ha pasado de 500 millones a 1.700, ha aumentado, pero proporcionalmente ha ido disminuyendo”, precisó García Linera.

Inversión pública
De acuerdo con las cifras preliminares, la ejecución de la inversión pública bordea los $us 5.900 millones, cuando la meta programada era invertir $us 7.200 millones.
La inversión pública es el principal motor de crecimiento económico y la mayor parte se destina para ejecutar proyectos estratégicos orientados a concretar el proceso de industrialización para diversificar la economía del país.
En ese marco, el Vicepresidente pidió a los empresarios privados que inviertan en proyectos productivos, manufacturas y otros sectores estratégicos para generar más desarrollo económico.
El Gobierno pidió que la inversión privada acompañe el nivel de la inversión pública.